lunes, 11 de marzo de 2019

34...



Las cosas no pasan porque sí, algo hay además del azar, o del destino, a los que se empeñan en achacar las cosas que no se pueden explicar, o que parecen imposibles. No siempre ocurre, porque no siempre se conjuran los astros para hacer posible lo que no puede serlo, y no siempre las personas están en el momento justo, en el instante preciso, por lo que hay que preparar el instante, jugar con la casualidad, y de eso se encargan los de arriba, no la probabilidad ni la estadística.

Resulta que al sur del sur, en la más enraizada Andalucía, un chico llevaba años llamando a una compañera de facultad, del Norte del Norte, que había compartido con él su último curso, para que fuera a conocer la parte de su ciudad que le había faltado, su Semana Santa. La chica, ya por la imposibilidad de hacerse con un billete, ya por la coincidencia con otros proyectos, había declinado la invitación muchas veces, tantas, que ya empezaban a pesar en el corazón del chico. Cierto día, ella lo llamó para decirle que bajaba a verlo, por Semana Santa, y que tenía que llevarla por los sitios de los que tanto le había hablado.
El muchacho se afanó en preparar unos días que le fueran difíciles de olvidar a su amiga, y cuando ésta llegó, la llevó a las salidas y los encierros, a las esquinas donde los pasos desafían a los balcones, y a éstos en los que esperan los saeteros. Todo iba como él esperaba, pero es aquí cuando aparecen las cosas imposibles, que algunos achacan al destino, y que hacen de este mundo un lugar mejor para vivir. La chica, torció por una calle que le había parecido diferente, y desembocaron en una plaza en la que había un paso de palio. Ella se quedó mirándola embobada, y le pareció la Virgen más bonita de todas las que había visto, por lo que le preguntó a su amigo por Ella. Él le explicó que era la primera vez que salía a la calle…su amiga y la Virgen, se habían estrenado el mismo año en la Semana Santa de la ciudad…desde entonces, la chica sale todos los años de nazareno en la hermandad…

No hay comentarios:

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...