lunes, 14 de agosto de 2017

háblame...


Háblame, con el acento que nos diferencia, de esos momentos que, de tantas maneras, te han llenado el alma y el cuerpo. De esa vez que nos conocimos, en un Albaycín frío, cuando las cornetas de Fígares lloraban sus metálicas notas a los pies de la Aurora, o de la primera vez que, en penumbras, le viste la cara a la Virgen de la cara bonita. 

Háblame, en un intento de acopiar tantos instantes, hermosos y emocionantes, de todas esas cosas que yo no he podido vivir, de tu infancia en Sevilla, de lo que es trabajar a las órdenes de Ismael, de Mariano, de los Palacios, Los Ariza, de Loreto, y de "Pocholo", que el barrio te engrandece porque sabe a pastel de Osuna y a un Moreno que todo lo puede. Háblame, y si no puedes traga saliva, y vuelve al principio, para contarme lo que es acudir a una clase de poesía cada vez que Luis cogía el martillo, le hablaba a los suyos, y tú lo escuchabas todo sosteniendo tu cirial. O de cuando le dijiste "sí,quiero" a esa morena que canta que te quita "to er sentío", a los pies de Ésa que da nombre a un querubín de mirada azul e imposibles rizos, y la bandera pirata ondeó en la celebración dejando claro que siempre serás de la "Perla".

Háblame del fresco de Madrugada cuando la Sentencia hiere el cuello de los hombres buenos y su Madre se duerme a los sones de "Madrugá Macarena", y los "suspiros de España" son los tuyos también, que la llevaste...porque de eso, de lo que es llevarla, no vas a poder hablarme porque te emocionas al hacerlo. O de cuando tu hija se bautizó en el Quema tirándose literalmente de cabeza, o cuando su madre le cantó al cruzarlo...

Yo, sí quieres, te hablo de otras cosas, ésas que no sabes, de mi infancia en Granada, lo que es llevar a Dios por las calles un Jueves de Corpus, del Mayor Dolor revirando a los mandos de nuestro amigo, y de un palio en silencio por la oscuridad de san Antón. Te hablo de Cristos que se recogen mirando la Alhambra, y de palios que bajan cuestas a hombros de costaleros que, eso sí lo sabes, ya molesta subirlas a pie, y te hablo de una niña que tiene "titos" en Sevilla, y de que a veces creo ver la Giralda al asomarme por la Torre de la Vela. Te hablo de Vírgenes de Gloria por la Alhambra, y de un batallón de costaleros para una Esperanza, que es tu Esperanza pero con distinto manto.  Háblame, que me debes una entrada en esta página, y asómate a la ventana, que quiero seguir viendo Sevilla a través de lo que cuentas...Un abrazo, yo ya no puedo hablar más...

No hay comentarios:

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...