miércoles, 13 de enero de 2016

desde siempre...


He visto esta escena muchas veces y no por ello deja de impactarme para bien. 

Es tanto lo que ese gesto esconde, la de historias que se transfieren de una a otra, la de ideas y datos y miradas y sonrisas, en ese vínculo especial que ejerce de canal entre los pensamientos de una madre (o un padre) y los de sus hijos, que todavía me pregunto cómo tantísimo puede caber en un papel de 10x15. Esta foto es mía, y es de todos, es actual y pretérita, es en una ciudad determinada, pero puede ser cualquiera, son las manos que me acarician, que me agarran, las que me reclaman y me "pillan" por los pasillos de casa; son las manos que me hablan, sí, que me hablan, y me cuentan y me gritan pero, sobre todo, me sostienen, aunque pueden ser las manos de otras personas, que signifiquen lo mismo para otros hombres. Es mi cámara la que captó el instante, mágico, en que madre e hija se cogen suavemente, pero podría ser perfectamente ser la cámara de mis abuelos o los vuestros, la de mis padres o los vuestros, y seguro que podría ser también la de mis hijos y los vuestros, ya que esta foto no tiene edad, como no la tiene el instante que retiene, ya para siempre, en el que (ahora sí) mis "mujeres" se dan la mano.

¿Y qué nos dicen esas manos entrelazadas?...¿de quién nos hablan?, quizá de madres que ya no están y que hace tiempo sostuvieron las nuestras entre las suyas, quizá de esposas que dejaron de serlo y en algún momento de nuestra vida fueron asa para nosotros ante las zozobras del barco de la vida. Quizá de hijas que se han hecho mayores y vuelan solas, sin acordarse de que algún día fueron pequeñas y nosotros las llevábamos asidas así, dulce pero fuertemente, para evitarles cualquier traspiés innecesario. 

¿De qué os hablan?...a mí me hablan de pasado, presente y futuro, de mis abuelos sosteniendo a mis padres, de ellos sosteniéndonos a mis hermanos y a mí, y de mí mismo, haciendo lo propio con mi mujer y mi hija. Ahora es ella, pero puede que vengan más, y me sorprenderé de nuevo mirando esta escena y comprobando que, pasen los años que pasen, seguirá repitiéndose en nuestras calles y plazas, en las calles y plazas de otras ciudades en otros países, como viene haciéndose desde siempre...

A todos aquellos que algún día, de una forma u otra, protagonizaron esta escena...

No hay comentarios:

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...