viernes, 26 de octubre de 2012

Sueños...

Necesitamos los sueños, son esas cosas que viven inherentes a nosotros mismos sin los cuales la vida sería diferente, más ardua, más difícil. Los sueños nos ayudan a ir tirando hacia adelante, siempre con la optimista ilusión de verlos, al fin, cumplidos, para poder adquirir una dosis más de esa felicidad que tanto queremos para nuestra propia estabilidad. De los sueños, inmateriales y materiales, se podrían escribir mil páginas y todas serían distintas, ya que lo que para unos es una tontería, para otros es vital e, incluso, una quimera, ya que todo pasa de ser inalcanzable a tenerlo cerca en función del estado de ánimo o del bolsillo, si es de carácter material el sueño que se quiere ver realizado.

Mis sueños inmateriales, esos que te invaden cuando pasas el edredón sobre tu cabeza y te dispones a dormir, en gran medida y gracias a Ellos, o se han visto o se verán cumplidos muy pronto, o han pasado a un segundo plano ante el huracán de acontecimientos que siempre ha sido mi vida, por lo que ya no me pregunto qué hubiera sido de mí si lo hubiese intentado, ni me paro a imaginarme en esas situaciones que ya no me aportan nada, salvo cuando el 12 de Octubre enciendo la tele para ver desfilar al ejército, porque ahí sí se agolpan, sin permiso, los sueños "frustrados" (entrecomillo porque no se puede frustrar algo que no has intentado, como ya he dicho). De los otros sueños, esos que tienen que ver con formar una familia, ser querido y querer con locura, ya he dado cuenta en esta ventana de su factura, por lo que no tiene sentido extenderse, aunque sí diré que se han cumplido de sobra, superando incluso lo que yo esperaba de ellos.

Pero vamos a los otros sueños, esos que son materiales y que podríamos catalogar de caprichos, ya que no nos hacen falta pero los deseeamos, a veces con vehemencia, y pasan a ser sueños si has estado deseando lo mismo, prácticamente, desde que tienes uso de razón. Esos sueños que los que te rodean podrían calificar, como dije anteriormente, de tonterías, pero que en el fondo quieren ver cumplidos para que tú seas feliz que es lo que realmente les importa. Esos sueños/caprichos son esenciales para levantarte dia a dia, para pararte a imaginar tu vida si los tuvieras, siempre en plan egoísta, porque si no no serían ni caprichos, ni materiales; esenciales para ser más feliz, a tu manera, porque de ilusiones/sueños/caprichos se puede llegar a vivir aunque no sea un esfuerzo remunerado, y esenciales para completarte, al menos, en una mínima parte de tu ego, ya que el resto del mismo lo llenan los aspectos que verdaderamente te hacen realizarte como persona. Esos sueños, que posiblemente nunca verás realizados porque siempre hay cosas infinitamente más importantes en las que emplear tu tiempo y tu dinero, te invaden en cualquier momento del día, y te desvaneces, y te olvidas de todo aunque sigas con la mirada puesta en la televisión, o aparentes estar concentrado en la lectura, y te remueven las entrañas con un "gusanillo" especial cuando lo ves más cerca, o te muerden por dentro cuando se van alejando, casi a la misma velocidad con la que vienen...

Para mí, que llego hasta cansar a mi esposa, a veces, con modelos, colores y formas, con sonidos y con ansias, ese sueño, inalcanzable o no, lejano por ahora pero de dudosa cercanía en el futuro, tiene nombre americano y suena así...

 

2 comentarios:

PEPE LASALA dijo...

Totalmente de acuerdo en esta reflexión amigo, los sueños nos ayudan a tirar para adelante. Además, nunca hay que dejar de tenerlos. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

costalero gruñón dijo...

Otro abrazo de vuelta Pepe, saludos desde Granada.

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...