viernes, 18 de mayo de 2012

¿qué hacer cuándo no hay de qué escribir?...

¡Qué suerte tienen aquellos a los que nunca les falta una palabra!...¡qué fácil es para los que saben escribir encontrar siempre las frases exactas, para los momentos más dispares!...estas son algunas cosas que he tenido que escuchar algunas veces, y yo les digo: "ojalá yo pudiera decir lo que pienso en el momento, en lugar de tener que escribirlo después"...y de eso me ha dado por pensar hoy, a raiz de un artículo que he leido recientemente:


¿qué hacer cuándo no hay de qué escribir?...quizás pueda parecer una pregunta fácil de contestar, pero a los que día a día se ven en la "obligación" de sentarse delante de un ordenador para intentar hacer llegar a alguien que ni conoce algo productivo y diferente, algo que no sea más de lo mismo, os puedo asegurar que se parará un minuto a contestarla. ¿Qué hacer cuando no hay de qué escribir?...complicado, y no sabría que contestar, e intento buscar alguna respuesta que satisfaga al emisor de la pregunta, mas no puedo más que rendirme a la evidencia...no lo sé. Yo no sé que es lo que se hace cuando no hay de qué escribir, porque siempre encuentro un motivo para hacerlo, de cualquier cosa, a cualquier persona. Siempre hay algo que te remueve por dentro, algo que dispara tus sentidos, algo que te hace fijar la vista y prestar la atención, algo que has visto, has oído, te han comentado,...algo que has fotografiado o que te ha sucedido esta mañana en el trabajo y, cuando has fijado el motivo, las palabras fluyen con mayor o menor acierto, con más o menos signos de puntuación, alguna que otra falta de ortografía, hasta que llega el momento en que has encadenado unos cuantos renglones sucesivamente y les vas dando forma, poco a poco, hasta que consigues plasmar en unas letras lo que has ido forjando en el cerebro casi a medida que se te iba amontonando en él, por lo que llega un momento en que no das abasto a darle a los dedos sobre el teclado, o incluso se te va el hilo de lo que estabas diciendo porque de un tema sale otro y te vas, sin quererlo, por las ramas.

 ¿qué hacer cuando no hay de qué escribir?...creo que si llegara ese momento, algo en mí se estaría desdibujando, conviertiéndome en una copia de mí mismo más pobre, más sosa y, por supuesto, menos mía. Siempre he tenido motivos por los que coger un bolígrafo y garabatear en las hojas amontonadas sobre el escritorio (algún día tendré uno propio, os lo aseguro), siempre he disfrutado con ello, y siempre me ha devuelto parte del "yo" que se alejó con los años el simple hecho de releer lo escrito, y reescribir lo leído, encontrando similitudes entre lo que pensaba el crío, el adolescente, con lo que ahora piensa el "maduro", despertando alguna que otra duda, alguna expresión de extrañeza y muchísimas sonrisas; no en vano, mi vida se ha ido reflejando en esos folios sobre todo por mi gran problema de timidez. Pero esto de escribir como se piensa, a veces ayuda y otras no, porque siempre hay algo que no puedes (o no debes) exponer, algunas cosas escritas en un calentón momentáneo e inesperado que, al volverlo a ojear comprendes que carece de sentido, te das cuenta de que no era para tanto y acabas por descartarlo; algo demasiado personal, o demasiado "vox populi"; algo que no se entendería, algo que no te gusta del todo o, simplemente, algo que guardas para otro momento, en el que seguro podrás echar mano y encontrarlo ahí, perfectamente útil y acorde con algo que querías decir y no sabes cómo.

Como veréis, me ha hecho reflexionar la "preguntita" y, después de todo lo expuesto, algunas cosas más que he tenido que cortar por falta de espacio y para no sobrecargar la entrada, y a modo de conclusión, se me ocurre que el mejor consejo que puedo darle al que haga esta pregunta es, cuando menos, curioso: "Cuando no tengas de qué escribir, escribe sobre ello".

¿Qué os parece?

P.D: la imagen que ilustra esta entrada procede de la web: www.pequesymas.com.

3 comentarios:

monaguillo dijo...

Si algún día no tenemos de qué escribir... malo, muy malo.

Un abrazo a treintaitantos grados.

PEPE LASALA dijo...

Pues para no tener que escribir amigo, has escrito mucho y muy bien en esta entrada. Así que enhorabuena. Por cierto, en el blog de la Tertulia estamos de celebración. Pásate un ratito, estás invitado. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Jose dijo...

Hola amigo, sabes lo que me pasa a mi que la gente me dice que mi blog es demasiado triste que siempre hablo de lo mismo ...... ( como si ellos supieran de quien escribo en cada momento) y me quitan las ganas de escribir no deberia de ser asi pero me pasa. Que porque no hablo de cofradias o de cosas que me gustan, olvidando que mi blog es mi blog..... perdona por el royo que te soltado jeje, pero bueno eso me pasa a mi a veces

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...