viernes, 3 de febrero de 2012

Este año volveré...



Han sido cuatro años sin Tí, cuatro años en los que mi mente y mi cuerpo han estado ocupados con otros menesteres no menos importantes, en los que he podido crecer como costalero y reencontrarme con mis límites, que he tenido que superar en no pocos momentos en este casi lustro de separación.


Han sido cuatro años, en los que los conocidos que tengo en tu cuadrilla me han tenido que contar lo que no he podido ver, me han tenido que decir cómo sonaban las marchas y cómo crujían los palos cuando tu capataz ordenaba a la gente levantarte al cielo, y me he tenido que conformar con las imágenes que de Tí me han llegado, siempre en diferido llenando mi casa de garbo y elegancia. Estos años he podido reflexionar, recorrer con mis pies otros lugares, acudir a otros relevos y levantar mi mirada a la delantera del paso de misterio en el que Jesús Despojado ponía orden en el barrio, mientras Tú regresabas en loor de multitudes atronando la banda y provocando que las ventanas del barrio se mantuvieran abiertas, las luces encendidas esperando la hora de tu regreso en familia, con los amigos, para asomarse justo en ese instante en el que Tú haces acto de presencia y llena tu semblanza las calles del Realejo. No voy a decir que seas distinta en Granada, pero cuando llegas a Jesús y María, es cuando recobras tu idiosincrasia, y el palio renovado nos habla de futuro, al tiempo que su mecida hace lo propio con el pasado, el que han escrito los que te portan, a lo largo de los años en los que se ha ido convirtiendo en la cuadrilla por excelencia del Domingo de Ramos.


Este año volveré, de la mano de mi esposa, a andar de espaldas por los adoquines, a encontrarme con tu hijo y sus "revirás" imposibles, a llenar mis ojos con el blanco reflejo de la cera chorreante, sobre el marco de tu palio de antaño, para volver a emocionarme con las voces, el incienso, la música, la gente, la noche,...y el Realejo. Volveré a ver caras conocidas, transformadas por la edad y los años transcurridos, de esos compañeros y compañeras que estudiaran conmigo en el colegio de la calle Santiago, y de esos otros que a lo largo de mi vida cofrade se han ido convirtiendo, también, en mis amigos para dejar mis pensamientos volar, como vuelan los pies de tus costaleros mientras Tú les das "fuerza y valor para pasearte por Granada". Este año seré el mismo de hace cuatro años, más viejo, más maduro, más experimentado, que contará de nuevo al que quiera escucharla de sus labios, la vieja historia de costaleros, capataces,...y Victoria.

4 comentarios:

monaguillo dijo...

¡ole!. A tu casa vendrás amigo... a darle calor a su regreso desde la Gloria :)

costalero gruñón dijo...

Así es amigo, a reencontrarme con las cosas que estaban cogiendo polvo en algún cajón del alma...

Un abrazo

José Carlos dijo...

¡Que día mas bonito para disfrutar de Cofradias, el Domingo de Ramos! Y si es de la mano de tu Sra. Muchísimo mejor.
Eso si cámara en mano que luego gusta compartir momentos.
Un abrazo

costalero gruñón dijo...

La cámara irá conmigo, no te preocupes, y ya te mandaré cosillas...

Un abrazo y feliz cuaresma

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...