lunes, 28 de marzo de 2011

28 de Marzo...


Tal día como hoy, Lunes 28 de Marzo, el día amaneció fresquito, aunque el sol rayaba en lo más alto del cielo, pero Marzo en Granada, cuando le da por hacer frío, lo hace y de los grandes. Aquel día no se diferenciaba mucho de este de hoy, sobre todo en la temperatura, pero hoy no es Lunes Santo y ése sí.


Un pantalón negro, una camiseta negra con cuello a la caja, sobre el pecho en el lado del corazón, una pequeña cruz roja de Jerusalén que identificaba nuestra procedencia cofrade. El costal, con las trazas de entonces, con otras medidas pero de saco, que mojábamos antes un poco en el "patinillo" de la sacristía para que se agarrase bien al palo. Un paso en ebanistería, con pocas cosas que desviaran la vista de la caoba sin barnizar, apenas casi sin tallar, salvo el pelícano que ya dominaba la delantera del paso con su dorado pedestal. Una cuadrilla numerosa, a las órdenes de Juan García Montero, hoy concejal de cultura, que dictaba las pautas a la espalda del colegio Tierno Galván, formando los ocho palos que entonces calzara el pasocristo, en los que mandaba desde abajo mi gran amigo Jose Moreno Ferro. Rostros que componían la cuadrilla, de los que yo era el más joven, acogido como uno más, y con pocos trabajos en su carta de relevos, en la que se podía leer: "4ª trabajadera. Entra: Trinidad, sale: óptica Isol (calle príncipe). Entra: Pie de la torre, sale: Oriol". De esas caras sólo la mía persiste todavía entre los hombres que forman la actual cuadrilla sin haber dejado de salir ni un sólo año, aunque yo ahora sirva a su Madre, pese a que nunca he dejado de ser del Cristo.


De ese año recuerdo, al entrar al paso, un saludo a un amigo de la familia tristemente desaparecido, unas palabras con Toni Pontes; los chicles "bang bang" de fresa en el bolsillo, mi recién estrenada medalla prendida en la faja, el olor del paso, mi sudadera negra colgada de la zambrana, mi primera Tribuna, la escalera para subirse en ella y quitarle el "inri" al Cristo que tuve que llevar sorteando los nazarenos, y que me pareció enorme a mis cortos dieciseis años. La llegada del paso hasta donde estaba, esa vez primera antes de introducirme en sus trabajaderas, las voces de mando de Nacho, Alfredo y Juan, la Virgen en la soledad de la capilla, los bancos de pie en la misma para dejar hueco a los nazarenos, mis padres esperándome en la recogía...media vida ha transcurrido desde aquel día, Lunes Santo de 1994, en el que tuve la suerte de entrar a formar parte de la cuadrilla que hoy sigue siendo la mía, y a la que espero pertenecer hasta que las fuerzas aguanten, media vida junto a Ellos, media vida en san Antón, media vida en hermandad, media vida costalera...


Fuente fotografía: Libro "Granada y el Cristo de san Agustín"

jueves, 24 de marzo de 2011

El amor que nunca fue

Se fue la mirada azul de Hollywood...


martes, 22 de marzo de 2011

Ha llegado el momento...


Cúanto tiempo, amigo, cuánto tiempo, desde que el invierno nos presentara en el Albaicín, por testigos las cornetas y tambores de la banda de mi Despojado, y la Virgen que por aquel entonces esperaba ser bendecida unas horas después. Apenas unos momentos a solas con Ella, antes de que todos los fieles granadinos decubrieran el rostro que imaginó Duarte, tú nos contabas cosas acerca de tu Sevilla...cuántos años, de aquel Ford Focus rojo aparcado en el paseo peatonal de los basilios, para una igualá que iba a poner a unos costaleros granadinos a las puertas del Vaticano, aunque entre ellos, acogidos como si de hijos de Granada se tratase, hubiese dos hermanos sevillanos, que con costal uno y con corneta otro, habrían de poner la pizca de sal macarena a tal evento.



Vinieron luego las semanas santas en Sevilla, cuando ni nuestras novias se conocían, y ahora se han vuelto inseparables; pasos fugaces por Granada, de vuelta de unas cortas vacaciones en Cazorla, paseos por la ciudad, cuestas y más cuestas para unos tacones demasiado largos y unos pies maltrechos. Cuántas cosas, amigo, hemos compartido, y las que quedan por venir, el honor de acogerme en tu familia, y el de que me llames amigo. El placer de escuchar tantas anécdotas, el orgullo de compartir palo contigo, y el agradecimiento porque leyeras en mi boda. Sentirme amparado por los tuyos, saber que en tu tierra soy uno más y que tus amigos ya son míos. Son tantas cosas, tantas noches esperando a que acabáseis de cantar para dormir cuatro horas y acudir al ensayo; tantas navidades felicitándonos, tantos planes de futuro, tantas vivencias, tantas alegrías y tantas preocupaciones que nos han tenido en vilo, y de las que hemos salido gracias a Ellos. Son muchos Domingos de Ramos, tú en tu Cena y yo en mi Fígares, los que nos hemos deseado en la distancia una buena estación de Penitencia mientras el uno iba en la mente del otro cada levantá y cada cambio de costero. Todas esas cosas, amigo, son las que nos unen desde que aquella noche de Febrero granadina estrechase tu mano en señal de amistad, y de todas ellas, la más fuerte, es la que nos llena el espíritu cuando hablamos de Esperanza y de su Hijo, el vínculo sagrado que existe entre un macareno y otro, aunque uno viva a kilómetros de distancia allende la A-noventa y dos...en nombre de todo eso, yo te pido que disfrutes plenamente ahora que, al fin, te ha llegado el momento...Enhorabuena

viernes, 18 de marzo de 2011

De fiestas de la Primavera y otras hierbas...

Yo ya no soy joven, dejé de serlo hace tiempo por mi edad y mucho antes por el mote que desde sexto de EGB me tildó como "abuelo", así que fijaros si llevo tiempo sin juventud en mi existencia. Pero me alegro, me alegro y me alegro, y me alegraré siempre de no pertenecer a esta juventud de fiestas de la primavera y otras hierbas...
Llámenme como quieran, díganme lo que deseen, pero que yo tarde desde la calle de Las Flores hasta la facultad de ciencias la friolera de cuarenta y cinco minutos, en coche, eso clama al cielo. Que no se pueda recorrer con el coche unas calles que entre las obras y los/las deambulantes vaso en mano, gritos por doquier y pasos indecisos, porque estén convertidas en verdaderos campos de batalla, de restos de botellas, vasos de plástico, vómitos e inmundicias, es deplorable. Que atascado en un caos de tráfico, tengas que aguantar que los jóvenes te reten, te insulten y casi te den en el coche porque ellos tienen que andar por donde tú circulas, es deplorable. Por no hablar de las retenciones kilométricas desde cualquier punto de la periferia al centro de la ciudad, que hacían imposible el acceso al mismo. Por no hablar del hacinamiento de los jóvenes en los aledaños al rasillo, a Mendez Nuñez y al colegio de Santo Tomás de Villanueva, tratados como borregos por una autoridad competente a todas luces insuficiente. Por no hablar de la imagen vergonzosa que da nuestra ciudad, que luego nos quejaremos de que no es conocida nada más que por cosas como esta.
A mí se me ocurre algo que me indigna, por cofrade y por granadino: cómo la gente que se jacta de ser anticofrade, de decir que las cofradías colapsan la ciudad con los ensayos de costaleros, que las bandas no dejan dormir, que los cortejos atoran las salidas a garajes e impiden el acceso de los vehículos a sus urbanizaciones,...esos que no paran de decir sandeces por las cosas que, según ellos, no aportan nada a la ciudad, esos que desde sus comentarios detractores intentan menospreciar una fiesta de interés turístico, de interés cultural y devocional, después no sale a la calle cuando ésta es tomada por hordas de guerreros armados de botellas y voceríos, no se crispan cuando lo que no les deja dormir son gritos pelados de una juventud enloquecida hasta las tantas de la madrugada, no se enfadan cuando el aroma del incienso se cambia por la peste a...me voy a callar...
Así es mi Granada, una ciudad europea ninguneada por cosas como ésta, una ciudad en la que lo nuestro se critica y lo exportado se engrandece. Una ciudad que es famosa por la cantidad de jóvenes que se emborrachan en sus calles, una ciudad universitaria, que toman los universitarios rompiendo su rutina, una ciudad de alcaldes inermes, de ciudadanos que no saben protestar, o protestan sin saber, una ciudad que se empequeñece cuando hay que organizar algo importante, a la que le saca los colores la visita de la selección, del Real Betis o de lo que ustedes quieran, ¿una ciudad?...me voy a callar...
Mañana amanecerá, y volveremos a salir en las noticias por la cantidad de basura que recogerán los operarios de Inagra tras el desmadre de hoy, de otro parecido que acabó con nuestras cruces, del macrobotellón y de la hecatombe universitaria. No quiero que paguen justos por pecadores, ni hoy estaban todos los que eran, ni eran todos los que estaban, pero una noche más, la ciudad de Ganivet, de Falla, de Pedro Antonio de Alarcón, de Federico y de tantos otros, mañana será recordada, otra vez, por ser la cuna del sinsentido y el disloque.
Reflexionen...

lunes, 14 de marzo de 2011

Cómo nos hablarían...


Supongo que a vosotros os pasará lo mismo que a mí, cuando invadido por un sinfín de preocupaciones, pequeñeces o no, acudes a Ella esperándolo todo y, después de mirarla, de sentirla muy cerca y haber dialogado con Ella, en lo más recóndito de tu alma sientes que te contesta y te vuelves calle abajo más calmado. Sientes que te contesta, pero...¿y si lo hiciera realmente, con palabras quiero decir?...¿y sí Ella nos hablase como nosotros lo hacemos, con su tono maternal, aconsejándonos sobre los pasos a dar?...descubriríamos entonces que a cada uno le contestaría de un modo diferente, según la parte del barrio en donde residiese. siempre me ha dado por pensar en ello, sobre todo desde que descubrí en ese fantástico libro que no debe faltar en la biblioteca cofrade que es "cómo llora Sevilla" que su autor le hacía esas pregunra a los lectores, para descubrir si era cierto o no que Ellas nos hablan.



En esta tierra, en mi Granada, con ese acento tan nuestro que tenemos, con esas últimas silabas "rajás" que nos hacen totalmente distintos a cualquier otra zona de Andalucía, Nuestra Virgen nos hablaría como nosotros hablamos, y veríamos cómo los pecados nos son perdonados con la jerga albaycinera, al decirnos Aurora o Estrella las respuestas a nuestras preguntas en su acento granadino más cerrado, del Albaycín alto, de Pagés y Plaza Larga, de san Miguel Bajo y santa Isabel la Real, totalmente distinto al de sus vecinas de abajo, Reyes y Concepción, que lo harían con una fina mezcla de centro y Albayzín, propio de su "casapuerta"...¿cómo nos llamaría María del Sacromonte?...con ese tono calé de sus mujeres cuando llaman a sus hijos a su lado. Maravillas y Dolores, Niñas ambas de la Carrera del Darro, o Esperanza, con su vocecita de Señorita de centro; Paz con la impronta de su barrio de Elvira, Consolación y Dulce Nombre, con el sabor de Fígares; Victoria, Amargura, Soledad, Misericordia y Rosario, mujeres todas ellas del Realejo, nos hablarían como se cuentan los avatares del barrio las vecinas de la mismísima calle de Santiago, de Escutia o Padre Ponce de León, de la judería más bonita del mundo en palabras de un genio de la oratoria. Encarnación y Remedios, con el habla cultivada de la mujer universitaria, nos enamoraría el alma con su melodiosa voz, atemperada en los patios de derecho. Angustias con la almibarada voz de influencia nazarí; Luz, Caridad y Salud, con el deje intrínseco a la mujer zaidinera, dueña de su barrio y de sus cosas. Amor y Trabajo, con el habla de la gente del mundo ferroviario, resonando en sus palabras los ecos de los silbatos de las locomotoras, y el sonido inconfundible "viajeros al tren" que antaño marcara el comienzo de la distancia...Triunfo y Alegría nos contagiarían con su risa gozosa y festiva, en contraposición a la voz de las Soledades de santa Ana y los Jerónimos, de tono más pausado y melancólico.



¿y la Niña de escolapios?...tendría, a buen seguro, la jovialidad de la muchacha que estrena todo, su juventud, su carrera, sus amistades; hablaría de forma segura y resuelta, propia de una mujer que se ha educado en las escuelas pías, y dejaría muestras de su señorío y su saber estar por donde fuera. Así se me antoja a mí el acento de las Vírgenes de Granada, así imagino yo que hablarían esas mujeres que nos tienen embargados los sentidos cada vez que nos acercamos a su vera, así me gustaría escucharlas cuando vamos a visitarlas en sus casas; así, con el cariño de un Madre en sus palabras...

DVD 60 aniversario


La Asociación Provincial de Coros y Danzas de Granada, continuando con la labor de años en favor de nuestro folclore, ha sacado a la venta un DVD con motivo del reciente cumplimiento de su hexagésimo aniversario, que engloba parte de su dilatada historia de actuaciones.


El DVD se puede adquirir en su sede, sita en la calle Dorada 1, edificio Zaragoza, bajo 3, del populoso barrio de la Chana, lugar en donde os acogerán con la hospitalidad de rigor, así como os informarán gustosamente de las labores que relizan, de los grupos filiales o de sus proyectos más inmediatos. Del mismo modo, todo aquel que esté interesado/a en formar parte de dicha asociación, podrá solicitar también la pertinente información en la citada sede de la misma.

Fuente fotografía: archivo de la Asociación Provincial de Coros y Danzas de Granada

sábado, 12 de marzo de 2011

viernes, 11 de marzo de 2011

"tuentiblogorrobos"...




Procuro no enfadarme, si bien es verdad que soy un completo "cascarrabias" a pesar de mis treinta y pocos años, no es menos cierto que luego me comen con sopa y que se me va la fuerza por la boca, y los que me conocen y me aguantan lo saben. Procuro hacer las cosas medio bien, porque creo que no las hago mal del todo, y en caso de que así fuera, como la intención es buena, pues las hace mejores de lo que en realidad son; y tampoco las hago bien del todo, ya que si eso fuese así, probablemente me fuera mejor de lo que me va, aunque no me quejo. Procuro también, os prometo que lo procuro, o intento procurarlo, no poner un gesto torcido cuando me meto a menudo en "blogs" a los que llego de casualidad maldita sea la hora, o en redes sociales que todos tenemos aunque no utilicemos, y me encuentro con cosas que no me gustan, que ocurre a veces, y es el motivo por el que soy bastante selectivo con los sitios que visito y que me visitan, por lo menos asiduamente.

No entro en polémicas que no hayan sido generadas por mí en algún momento de mi rutina, ni suelo comentar cosas que no me lleguen hondo, para bien y para mal, porque entiendo que un blog hay que mantenerlo, y cuesta mucho romperse la cabeza para escribir algo que conecte con los lectores, para que después lo echen por tierra cuatro anónimos y cinco pamplinas. No soy yo de esos que se meten para insultar, para despotricar y para desacreditar con mis tonterías el dignísimo trabajo del que dedica un rato de su tiempo a hacer felices a los demás. Yo entiendo que un blog es eso, o debe ser eso, algo que no sólo nos sirva de vía de escape, sino que además nos una y edifique, antes que destruya, la vida de los que pinchan tu enlace en la red para ver qué has escrito. Por eso no entiendo, y creo que no lo entenderé jamás, que alguien tenga la desfachatez de copiar algo que es tuyo, de copiarlo mal, y encima decir que es suyo. Sé, porque lo sé, que en el momento en que subes algo al blog, una parte de lo escrito deja de pertenecerte para ser de los que te leen, pero no soy yo de los que usan lo de otros y se atribuyen los méritos, y me gustaría recoger lo que siembro, aunque sea pedirle peras al olmo seco, hendido por el rayo y en su mitad podrido que glosara Machado.

Tengo la suerte de tener un blog, pero tengo más suerte aún porque entre mis lectores hay personas a las que he llegado a apreciar, y a las que admiro mucho, y sé que se meten en él y además les gusta. Tengo la suerte de que a mí me guste escribir, y de que sepa hacerlo, al menos, en el sentido de no cometer faltas de ortografía y conseguir, incluso, que mis palabras tengan sentido, pero eso cuesta trabajo. Son horas de pensar qué decir y cómo, de frustrarte cuando llevas tiempo sin subir nada y sabes que alguien estará esperando a que lo hagas, de ver entradas en cualquier cosa y esperar el momento oportuno para subirlas, y de dejar parte de tu vida en un fondo verde con imagen de la Alhambra, para que vengan algunos a copiar lo tuyo, ponerlo en otro lugar con algunos cambios (o sin ellos que es lo más irritante), y encima decir que es suyo. Duele ver cómo tus fotografías, mejores o peores, son alteradas con el photosop, se les quita el nombre y se cuelgan como propias, cuando no le pertenecen, y encima sus amigos le digan lo buena que es la fotografía que ha hecho. Duele saber que lo que tú pares, porque esto en un parto, es una lucha diaria por hacer que esto vaya para arriba y guste, se lo lleve otra persona por ahí, y no tenga la decencia de admitir que no lo ha escrito él/ella, que no era su objetivo el que enfocaba ni su cámara la que disparaba, que no eran sus sentimientos los que hablaban, ni sus manos las que escribían, y duele que todo lo escrito lo ensucie un vulgar "don nadie", porque nadie es el que no tiene nada suyo y todo lo copia, y ningunea lo que es de tí, porque tú lo has creado.

Llevo tiempo dándole vueltas a esto de la Ventana del abuelo, porque mi trabajo me quita tiempo de hacer fotografías, y este blog sin fotos no sería el mismo, e incluso he llegado a la conclusión de que a lo mejor ya no me llena como antes, pero después pienso que es mejor seguir, porque así habrá alguien que no teniendo inventiva, inspiración, cultura e ilusión suficientes para compartir sus cosas con los demás, necesitará de las mías (y de las de tantos como yo) para que su gente sepa que existe, pero lo que más duele, es no saber quién es para decirle a la cara lo que piensas...

jueves, 10 de marzo de 2011

Lo que ha de venir...





miércoles, 9 de marzo de 2011

Ya vamos a estar en la calle...


Don Carnal ha claudicado...ya la algarabía propia de las calles de las ciudades más carnavaleras se irá apagando, transformándose en otra algarabía diferente, más sentida y más pausada, que dará paso a lo que esperamos. Cuando el Domingo de Resurrección el último palio entra en las iglesias de los resucitados andaluces, cuando las luces de la cera ceden plaza a las del ferial, a las de los focos en las cosos taurinos, o a las de los festivales de música y danza, la mente del cofrade está puesta ya en ese día que hoy se nos abre de nuevo. Cruz de ceniza en nuestras frentes, recuerdo de a dónde vamos y de dónde venimos, de qué procedemos y en qué nos convertiremos, que nos deja un sabor de boca dulce, como a torrija de convento, pestiño de madre, o tocinillo de cielo abrileño.


¡¡Ya vamos a estar en la calle!!...repite en nuestro interior como un himno la voz de nuestras ansias semanasanteras, cuando querremos retener los días que nos separan, o mejor aún, que pasen, pero que no, porque si pasan se esfuman y volveremos a esperar de nuevo. Hoy se renueva todo, no sólo nuestra fe, sino también los hitos que marcan nuestra existencia, ya que el que es cofrade sabe qué día empezó a serlo, y también que nunca lo dejará de ser, y cada una de las situaciones que se han ido viviendo de la mano de este sentir tan nuestro, se irán volviendo a repetir en forma de paso de misterio, túnica de nazareno, mantilla andaluza o instrumento musical, porque creer como creemos, significa tocar el cielo con las manos cada vez que se meten los riñones, equivale a sentirse cerca de Ellos cada vez que gira un misterio en el rosario de tu dedo, equivale a acordarse de los que desfilaron contigo en esa nómina de hermanos eternos que nos miran desde su palco celestial, al tiempo que la hermandad se pone en la calle. Hoy comienza la cuaresma, pero lleva comenzando cada miércoles desde que se apagó la última vela de la candelería, desde que el Triunfo de María recogió nuestra semana en los Vergeles, y ahora, de nuevo, estrenamos cuarenta días que nos acercan más a Ellos y a los nuestros...


Feliz cuaresma hermanos,...ya vamos a estar en la calle...

lunes, 7 de marzo de 2011

La foto


Fuente fotografía: colección particular Marta Gallardo Zambrano

jueves, 3 de marzo de 2011

No se lo digas a nadie...


El color amarillento de las luces de tus farolas, será mi compañero mientras recorro las calles de siempre, ésas que de tanto pisar su suelo, se le han desgastado los asfaltos. Las fachadas de sus casas, las esquinas con los negocios imperturbables, perennes como hojas de ciprés, que tantas veces han acompañado mis regresos a casa a deshoras de la noche, volverán a "mirarme" pasar cuando mis pies me lleven hasta las puertas que espero, hasta las puertas que me abren la oportunidad de ser de Ella, y que es lo más bonito del mundo.

Esas calles, verán romper su silencio, y serán despertadas de su letargo invernal por el rachear de treinta hombres, los ecos del improvisado martillo y las voces de mando, que volverán a hacer salir a los habitantes del barrio de sus casas, cuando la parihuela de ilusiones baje acariciando el pavimento los hombres de María. Quizá todo sea como siempre, o quizá de tantos cambios como haya nada volverá a ser como antes, pero cuando la casa de hermandad se abra, cuando el capataz ordene a los que habrán de pasearla, parecerá que el tiempo no ha pasado, que tengo dieciséis años, y que me meto por vez primera para experimentar los silencios de mi hermandad.

Cuando esta noche, tras realizar el mismo recorrido que me llevará al "san Remo", tras la amena charla con los que me han acompañado en mis aventuras costaleras, tras hacerme la ropa y ajustármela mi hermano, la parihuela de la cuadrilla de costaleros de Nuestra Madre y Señora se eche a las calles del barrio de san Antón, irán mis recuerdos ordenados uno a uno, a agradecerte lo feliz que me hace poder llevarte por Granada...esta noche ensaya tu cuadrilla, pero no se lo digas a nadie...

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...