domingo, 27 de junio de 2010

Las puertas...

Tras el aparentemente inofensivo gesto de girar un postigo y abrir una puerta, se esconden multitud de situaciones no mostradas pero inherentes, que sin pensarlo afloran y nos devuelven a lo nuestro, a nuestras cosas y a nuestros "sinsentidos". Abrir una puerta, es descubrir infinidad de olores que nos llevan a las habitaciones que dejamos de visitar, de aquellas casas que se cerraron. Nos traen voces de gente conocida, que en algún momento fueron parte importante de nuestras vidas, y que acaso ahora ya ni siquieran estén presentes, aunque un encuentro fugaz en una boda, por ejemplo, nos reúna con ello como si el tiempo no existiera. Nos devuelven los rostros de los amigos de la infancia, las estancias de esos hogares mil veces visitados en nuestra niñez, y diferentes ahora, desde la atalaya del tiempo transcurrido, completamente distintas ante los ojos de las personas en que la vida nos ha convertido.
Una puerta es un mundo nuevo cada vez, de juegos, de música, de lectura, de vivencias contenidas en lugares recónditos de nuestro ser, y que da paso a esa nueva aventura de descubrir lo que sus paredes encierran, con cada pedacito de nuestra historia impregnado en sus mil y una capas de pintura. La sensación inexplicablemente agradable de abrir la puerta del que fuera tu cuartel general, ése en dónde sólo tú sabías buscar para encontrar las cosas, donde privatizabas todo, desde una goma de borrar, al primer papel emborronado con e nombre de alguna mujer de tu círculo de amistases, o de ésas habitaciones donde siempre encontrabas la sonrisa franca, y la mirada cómplice, ahora se van tranformando en otras cosas, tan similares y dispares a la vez, que te unen y te separan de todo lo tuyo que has vivido, con todo lo tuyo que te queda por vivir...la puerta de la habitación de tus hijos, la de tu nuevo hogar, la del salón donde habrás de pasar tantas horas, se te abren ahora con el "miedo" a lo desconocido, a lo que se esconderá tras ellas, y que sólo podrás conocer si giras el pomo de la misma, mirando con curiosidad lo que se asoma tras la madera noble, de recia compostura y aroma a nuevo...yo estoy en esa tesitura, he ido entornando, que no cerrando, la puertas que me han hecho como soy, y he ido firmemente abrir la nueva, la que me llevará a esa nueva etapa de la vida y, mire usted por dónde, me he ido a encontrar con esto...

No hay comentarios:

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...