lunes, 24 de mayo de 2010

Sólo faltaba esto...


Sólo faltaba esto...tras la expléndida semana que comenzara el Sevilla C.F clasificándose para la Uefa Champions League, y continuando después con el triunfo en la final de la Copa del Rey, sólo quedaba ponerle la guinda al pastel, en forma de ascenso a segunda división con colores rojiblancos. Y se hizo, además, a lo grande, sufriendo en muchísimos tramos del partido, con espectaculares paradas de Jose Juan a los tiros de los delanteros amarillos, con contención y defensa férrea, sólo desdibujada por las dos primeras ocasiones a pocos segundos de comenzar el choque, y por el gol que, a la postre, sería a todas luces insuficiente en lo que a enturbiar el triunfo granadinista se refiere.


Noventa minutos de tensión, que mordieron los que estuvieron en Alcorcón, en ese campo de fútbol siete disfrazado de segunda B; la mordieron los que, imbuidos de una ilusión descomunal, siguieron el partido en la fuente de las batallas, en el palacio de los deportes de la ciudad, y en cada uno de los bares, tiendas y domicilios, de los que queríamos volver a verlo en segunda A, después de 23 años.


Al final, tras el pitido del árbitro indicando el final del encuentro, se desató la emoción, lo que llevó a inundar el campo visitante a los que se desplazaron hasta allí, y las calles a los que nos quedamos en Granada...tras el pitido final, se inició una nueva etapa, la del Granada C.F en segunda división...¡qué lejos queda Murcia ahora!...Enhorabuena campeones!!.

viernes, 21 de mayo de 2010

y Ferro dijo...


"Por esa imagen pasa toda la Fé de muchos sevillanos, y no de pocos forasteros, como diría mi abuela. Me transmite majestuosidad y a la vez ternura de madre. En este caso vestida con toda su pompa, me recuerda a una mujer guapa de ese barrio sevillano, de unos veintitantos, y con una gracia especial en su mirada. Cómo la quieren a rabiar en su barrio¡¡ Esa foto es como un cartel de Semana Santa permanente durante el paso de los años, porque por allá por donde vaya uno la encuentra en cualquier lugar colocada para repartir su gracia allí mismo".



Aunque tu estado de ánimo no estuviera muy allá, sí que escribiste cosas bonitas. Gracias Ferro , por estar siempre que un amigo te reclama.

jueves, 20 de mayo de 2010

Sólo había que soñar...

...más fuerte

...que si fútbol casi "leñero", que si la picardía de los equipos andaluces, que sí entradas feas...a pesar de la minoría, a pesar de la distancia kilométrica, a pesar del día laborable, a pesar del campeón de la liga Europa, a pesar de todo y de todos, fué, vió y venció...Capel y Navas, Zokora, y el de la imagen, todo un espectáculo.

Gracias Sevilla, gracias campeón...

miércoles, 19 de mayo de 2010

Me acordaré de Usted..

Esta noche me acordaré de Usted, cuando el campeón (mi Sevilla espero) de Copa levante el trofeo que Usted no le dará, por primera vez en tantísimos años de competición copera. Esta noche me acordaré de Usted, cuando el Campo Nuevo de Barcelona levante sus graderíos ante el himno de todos los españoles cuando su representante entre en el palco de autoridades, y con la mano en el pecho sintamos embargar nuestro cuerpo de toda la emoción y el orgullo que sus notas desatan en los que quieren a esta piel de toro. Esta noche me acordaré, y seré feliz por un lado, ya que no habrá abucheos, no habrá pitos, no habrá insultos cobardes a la monarquía, a su persona, y a España entera representada en Usted; no habrá "graciosos" que jueguen a nacionalistas, no habrá nada que tenga que ver con eso, ya que hoy, de la mano del Atlético y el Sevilla, ganará el país y el Campo Nuevo se llenará de rojo y blanco, de cánticos en castellano, y vivas a España y al monarca...me acuerdo de usted siempre, pero hoy lo haré aún más, porque esta noche, grandiosa final de la Copa del Rey, usted no animará a ambos desde el campo, lo hará desde la convalecencia y el reposo, y yo, como cada uno de los jugadores, como las noventa y pico mil almas que gritarán el nombre de su club y su ciudad, esperaré su pronto restablecimiento, y que el año que viene entregue la copa que lleva su nombre, a otros dos equipos que la merezcan tanto como los que esta noche se la juegan.

Esta noche, aunque gane el Sevilla, ya habrá ganado por goleada la España del respeto, la que siempre calla, la que aguanta estoicamente, y la que, al acabar el partido, se seguirá acordando de usted...

Fuente fotografía: http://www.marca.com/

viernes, 14 de mayo de 2010

Padre Nuestro...

Padre Nuestro que miras al Cielo, perdidos los ojos en la inmensidad azul, que enmarca la silueta de tu perfil, el que conocemos en la distancia, el que esperamos en la tarde abrileña, el que invocamos en nuestras repentinas pesadumbres.

Padre Nuestro que, al mirar, preguntas y buscas consuelo, y alientas al que en la tierra, sólo sabe mirarte cabizbajo, temeroso de que tu infinito amor no sea digno de él, o de sus cosas.

Padre Nuestro, el que santificamos en nuestras oraciones, y humanizamos cada Semana Santa, para relacionar así al Dios hecho Hombre, con el hombre que pasea por nuestra calles en ese sacrosanto maridaje de lo divino y lo humano, que conlleva el creer a la andaluza.

Padre Nuestro, que no reclamas nada para Tí, mientras la mirada alzada pide cuentas, o simplemente confirma lo anunciado, mientras nosotros callamos a tu paso, lloramos al mirarte, rezamos al notarte cerca, y nos arrepentimos, créeme Señor que nos arrepentimos, aunque sólo sea durante el momento en que tu efigie desfila su Expiración ante nosotros. Al que no sepa de Tí, quizá no le traspase el alma tu presencia, quizá no acierte a decirte la palabra exacta que te haga hacerle ver lo grande que es tenerte a de nuestro lado, para lo bueno pocas veces, ya que sólo lo malo nos lleva a volver a Tí, mientras casi nunca nos acordamos de agradecerte tanto y tanto.
Padre Nuestro, el de las historias de un viaje de Novios con escala en Triana (Sevilla), el del incendio que nos despidió de tu Madre "in saecula saeculorum", aunque vaya en el nuevo corazón de Patrocinio, en esas cosas de la imaginería, que sólo nuestra Semana Santa entiende.

Padre Nuestro, el que expira en Chapina, el que habla con los gitanos de la Cava, el que anuncia el final de la vida más impresionante que jamás haya existido. Padre Nuestro, el de las viejecitas del barrio llevando a sus nietos vestidos de nazareno, el de la elegancia de Triana, y el asombro de Sevilla...Padre Nuestro, el de las promesas de una mujer que no puede sostenerte la mirada, pero que acude a verte cada Viernes Santo, hasta que salde su "deuda"; Padre de puentes sobre el Guadalquivir y de Viernes esperados, Padre que implora y que reza, que miras al Cielo,...ruega siempre por los que te llamamos Cachorro, desde cualquier rincón de Andalucía...

miércoles, 12 de mayo de 2010

A por ellos...

Yo ya ni me acuerdo de la última vez que lo tuviste tan cerca, y es que tu historia no siempre ha ido de la mano con los que han manejado tus arcas, y así nos ha ido. He vivido en primera persona numerosos intentos de abordaje a la segunda división del fútbol nacional, ahora liga adelante, y siempre me he dado de bruces con la realidad más desatrosa, que nos devolvía de nuevo al pozo de la segunda B. Goles desde el medio del campo de un tan Aguilar, contra el Murcia, hicieron vanos la victoria en la Condomina, entre otros. Penalties fallidos, mandando el balón a la antigua cárcel, lindante con el antiguo los cármenes; goles en propia meta y un sinfín de rocambolescas situaciones que te alejaban, a tí, de la gloria deportiva, y a nosotros de poder disfrutarla con tus colores.

Muchos años de militancia en categorías que acaso no te correspondan, en función del nombre que tienes, de la ciudad que te acoje, y de la afición que te lleva en volandas. Muchos años, en los que la mayor alegría que como seguidores tuyos hemos obtenido, fíjate la incongruencia, es un ascenso "in extremis" a segunda división B, el grupo IV de los años que llevo existiendo. Mis mayores me cuentan días pasados, en los que hasta Granada vinieron ilustres jugadores para competir contigo, pero yo sólo he visto marcharse de mi club a otros ilustres...Notario, Capi, Ismael...que por desgracia iban buscando fuera lo que dentro no podrían obtener, esto es, promoción.

Pero parece ser que todo va a ser distinto, o eso al menos esperan los casi 16000 aficionados que te vimos proclamarte campeón de liga el pasado domingo ante el Jaén; hay buenas vibraciones, y creemos que los Tariq, Benitez, Collado, Jose Ju, Rubén, y tantos otros, conseguirán lo que no pudieron los Valverde, Berruezo, Huegún y compañía.

Yo lo espero, lo espera Granada, lo espera la afición, que a pesar del disparate de los precios, ha corrido como loca hasta el estadio, el coliseo de Pintor Maldonado, el Nuevo los Cármenes, para sacar los abonos que les permitirán alcanzar, contigo, la gloria del ascenso. Por todos los niños, que como yo, se hicieron hombres viéndote militar en categorías inferiores. Por todos los que, como yo, nos sentimos rojiblancos en el antiguo estadio, y seguimos vibrando en el nuevo. Por todos los que te animan, por los que trabajan en tus oficinas, por los alevines, benjamines y cadetes, campeones en sus respectivas competiciones, y que llevan con orgullo en el pecho el escudo del histórico Granada CF. Por todos los intentos anteriores, y por los que habrán de venir; por las ilusiones que tengo de verte con los grandes y por las que tuvieron los que te vieron con ellos, y ya no pudieron volver a hacerlo. Por tí, por mí, por los nuestros...vamos mi Granada, vamos campeón!!...

A por ellos...

lunes, 10 de mayo de 2010

...Y ya lo eres

Sobre el librero de tu casa todavían siguen los marcos con tus fotos de la orla, vestida con la toga azul de la Facultad de Ciencias, y tu cara de niña con aparato dental reflejaba la satisfacción por la primera gran meta alcanzada. Después, siempre con apuntes bajo el brazo, siempre consumiendo tinta de los bolígrafos, vendrían los años de oposición; no lo tenías muy claro, pero aún así te entregaste y aprobaste lo exámenes, quizá cuando menos esperanza tenías en ello, aunque la plaza quedara lejos, inmerecido "premio" para tanto esfuerzo, mas no titubeaste.

Como por arte de magia, llegó a tus manos una beca para el doctorado en un departamento, y seguimos con las casualidades que marcan nuestra relación, en el que yo habría de cursar alguna asignatura de mi carrrera, y con ella se recompensaba en parte la dedicación a las horas de estudio, y a tu expediente, en el que las buenas calificaciones siempre han dado vértigo al mal estudiante que he sido.

Y ya lo eres...contra viento y marea, leíste la tesina, hiciste amigos, coleccionaste risas y algunos sinsabores, que te fueron haciendo esa mujer de bandera, autodidacta en infinidad de situaciones, absorbida por el trabajo, en el que tesón y constancia en tí se dan la mano, y están presentes de forma permanente. Tus compañeros de laboratorio alcanzaron metas que provocaron en tí cierta desazón, pero los que a tu lado vivimos sabíamos que eso no iba a poder tumbarte, porque al final saldrías adelante sacando lo mejor de tí.

Y ya lo eres...poco falta para que el título de doctora figure en tu extenso curriculum; poco también para que te conviertas en una mujer de "cum laude", en lo académico, porque en lo personal lo conseguiste hace mucho, y nos hagas sentir orgullosos al defender la tesis ante el tribunal. Poco queda también, para que la niña regordeta de las fotos de comunión vea todos sus sueños cumplidos...pero antes de todo eso, disfruta plenamente de esa plaza fija en la universidad de Granada, de ese examen superadísimo, de ese recién estrenado funcionariado, porque lo único que te falta, ser doctora, pronto llegará a tus manos, y todo lo demás ya lo eres...

viernes, 7 de mayo de 2010

Madres...

Dicen que no hay más que una, que ellas son el Alfa y Omega, el motor que mueve la máquina del hogar, que sólo ellas saben en todo momento, dónde está la ropa de éste, los apuntes de aquél y todo lo de todos. Dicen que son madres para sus hijos y para sus nietos, y que lo darían todo, sin importarles para nada lo que a ellas les pasara, o cómo se quedaran después, para ayudar a levantarse al hijo que cae, por mor de la piedra de la enfermedad, el trabajo o la economía. Dicen que su amor es infinito, que todo lo que tienen lo dan, en un desinteresado préstamo de carácter indefinido, en el que los intereses se cobran en forma de sonrisa o de agradecimieto, de besos y de miradas cómplices.

Ellas son así, únicas, incomparables e irrepetibles. Son tan necesarias, que lloramos de por vida por su ausencia, las recordamos a todas horas, y las tenemos en nuestros labios cada día, durante toda la vida, hasta el punto de que el que no la tiene se siente incompleto, igual que una madre se siente incompleta sin un hijo. La nuestra, es buena, es guapa, es simpática, es entregada, es imperturbable, es dura, fuerte y resistente a dolores y duquelas. Es bella, es tierna, es sensible, su memoria olvida los desaires y premia las fidelidades. Ella, cuando recibe algo, antes de tenerlo, ya está pensando en cómo repartirlo equitativamente, dando un poco más al que más lo precise, y quedándose con lo justo porque "no le hace falta más". Ella es esposa, la mejor esposa, compañera fiel de su fiel compañero, desde el "sí quiero" que los uniera par que nosotros disfrutáramos de ellos.


Nuestra madre es todo, y todo es poco para ella, si de nosotros se trata...yo entiendo que es así; lo veo a diario en mi casa y en la de los míos, lo leo en las palabras escritas por tantos hijos solemnes que hablan maravillas de sus madres, y lo escucho en la música de los niños que borran con sus vocecitas el nombre de sus progenitoras. Yo entiendo que es así, y entiendo que así sea, lo que no entenderé nunca, es que si la nuestra es así, si la queremos así, si la necesitamos así, por qué a Ella, siendo la mejor de todas, la dejamos sufrir así...

martes, 4 de mayo de 2010

Ya estoy en casa...

Eso es lo que decimos todos cuando, tras varias jornadas sin acudir a ella, cruzamos sus puertas para compartir un rato en familia. Nuestra casa es nuestra casa, qué descubrimiento, podréis pensar, en la que vivimos, en la que compartimos cosas con los nuestros, en la que nos refugiamos de las tormentas, en la que soñamos y sentimos. Sí, nuestra casa es nuestra casa, pero, además, está la casa de nuestros padres, que fue nuestra también, y que ha dejado de serlo, por lo menos, en cuanto a lo que dormir en ella se refiere.

Supongo que todos los que hemos abandonado el hogar paterno para iniciar la maravillosa aventura de formar uno propio, tenemos algo que nos hace decir..."estoy en casa"; puede ser el momento de abrir la puerta y que tus hermanos anden por allí, afanados en sus mil y una cosas, mientras te dedican un saludo; puede ser la conversación con tu padre acerca del último barco que está haciendo en comunión con tu hermano; pueden ser las ocurrencias de éste, o las historias del otro; pueden ser las croquetas de tu madre, el cuarto de tus hermanas, o el tuyo propio, cada vez con menos cosas tuyas y más de los otros. Puede ser el aroma de los libros, la disposición de los muebles, o la luz que entra por las ventanas, llenando todo con ese color especial que sólo nuestra casa tiene; pueden ser los juguetes de los sobrinos esparcidos por doquier sobre el suelo de la estancia, sitio en dónde los tuyos no podían estar durante mucho tiempo, pero que ha sido ocupado por los de ellos, aparentemente sin que la autoridad competente ponga orden, y es que lo que no consigan los nietos...

Todos, insisto, tendremos ese algo que nos lleva directamente a nuestra casa, cuando estamos lejos, y nos hace sentir mejor casi en el acto. Yo tengo la suerte de tener a mi mujer esperándome en la mía cuando llego de trabajar al final de la semana y, además, cuando cada sábado entro en casa de mis padres para comer con ellos, al abrir la puerta miro esta imagen y pienso...estoy en casa...

lunes, 3 de mayo de 2010

Monaguillo dijo...

El más hermoso dolor...


Hay imágenes que poseen un halo especial y único. Los que no comprenden el mundo de la Semana Santa, no llegan a entender nuestra Pasión por determinadas miradas o por determinados rasgos, pero sí que es cierto que delante de algunas imágenes, hasta los incrédulos consiguen levantar en su interior todo un mundo de sensaciones.

Así es la Esperanza Macarena. ¿Cómo es posible ser hermosa en la más profunda amargura?. ¿Cómo explicar que una Madre pueda estar así de guapa mientras se consume por el más grande dolor que puede pasar un ser humano, como es perder a su propia descendencia?. La Esperanza consigue embellecer el trauma, convirtiendo el drama en estética.

Me preguntabas, Abuelo, qué me inspiraba la foto... y no hay otra respuesta que no sea “el más hermoso dolor” que haya visto jamás. Cuando la pequeñez de uno se pone delante de esa mirada compungida y profundamente andaluza, morena, delgada y hermosa, siente la inmensidad de la pena de esa Madre, y lo único que acierta a preguntarse, como bien cantaba la saeta es... “¿cómo una pena tan grande cabe en pañuelo tan chico?”.
Gracias, Álvaro, por colaborar en ésta, tu Ventana.

sábado, 1 de mayo de 2010

2º Aniversario...


Llevo dos años aquí, en mi Ventana...


...Abriendo la Puerta de las cuadrillas, para dejar escapar mi pasión por Toro, torero y afición, observar la fotografía taurina de manos de Manon, descubrir La casa del arte que encierracada coso, cada plaza, en ese espacio flamenco delimitado por barreras y redondeles. Dos años de montera y costal, aferrándome a la parihuela, la zambrana y el costero; escuchando obediente la voz del contraguía, para sacar mi palio de ese Convento de monaguillos elegantes, rodeado de la gente de abajo, la gente buena, los profesionales de esto y de lo otro. Dos años sacando en textos lo que se cuece bajo la oscuridad del faldón, compartiendo lo que se siente al estar en esta cuadrilla de la ilusión, y enarbolando con orgullo la bandera de mi Granada cofradiera cuando la levantá impone que cruja la madera.


Dos años, percibiendo los aromas del recuerdo, calentando cuerpo y alma con los termos gordos de caldo calentito, frente a las frías madrugadas; paseando cofradías, con ese arte y esa esencia que sólo puede ser ensencia cofrade, esencia del sur...Aires de trabajadera y hechuras costaleras que mandan cambios bajo los misterios que pesan: ¡oído,...tres pasos! para la Divina Sentencia. Cosas del "homocofrade" que llevo dentro.


Dos años de trabajo con T de Triana, rebuscando en la alacena de la ideas temas para hablar de Granada, el útimo reino, o sacar de la chistera algo que decir sobre Málaga...Málaga pintada por manos de mujer, Málaga Mariana, con sabor a mar y un sentimiento al sur.


Dos años en "Esperanzo", vividos entre suspiros de Caridad en las casetas de feria de los amigos, locos y cofrades, a los que echo de menos. Dos años que se pasan volando, como las chicotás de los costaleros del Corpus, como la Semana Santa...ilurquense.


Dos años que me han dejado amigos en muchos sitios, desde Algeciras a Úbeda, entre Triana y Almería, en los que he ido recibiendo mucho mas de lo que he dado.


Dos años ya...quién lo diría, en los que he ido a asomarme a Sevilla a través de mi ventana, bien desde la Cava, bien desde la Calle Feria, para disfrutar de sus cosas, amasadas en costero de Sevilla, contadas por una Dama de sevillano nombre...dejándome embriagar por su Semana Santa, cómo no, con sus cofradías en blanco y negro, con las fotos cofrades que Roberto Villarica o los hermanos viretti nos dejan de ella. Para tomare un cerveza fresquita, con sus tapitas, en esa trianera tasca de Moe, con el finísimo humor de un sevillano, que escribe letras de carnaval de Cádiz. Para dar un paseo por el Callejón de los Negros, y su cuarentena sevillana que me trae la llegada de mi tiempo mejor, buscar a Herodes, rey de a calle anchalaferia y saber, desde Granada, cómo se hacen alas cosas sencillas, es decir, sevillana y macarenamente...


Dos años llevo ya...Gracias a todos!!

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...