martes, 23 de marzo de 2010

El portón de los sustos

Cuando entras en esta iglesia, desde la puerta de la sacristía, enseguida se nota el "fresquito" procedente de la otra que da acceso al altar mayor. Desde ahí, se observan ya los dos pasos, uno a la izquierda, Señor de la Sentencia, y otro a la derecha, María Santísima de las Maravillas; encendidos sus guardabrisas y candelería, respectivamente, preparados para que sus costaleros devuelvan las oraciones de los granadinos, que tanto dijeron quererlos. La puerta se abre, el costalero desliza el cordón burdeos de la medalla entre los dedos, en un juego que aleje el nerviosismo que, por otra parte, ya no se puede contener. El aldabonazo seco en la delantera del paso de misterio acentúa la inquietud de los costaleros del palio, que esperan su turno observando la precisión milimétrica que pone en la calle al Ecce Homo de José de Mora.
El llamador convoca a la gente de Ella, y tras un Ave María, se eleva el palio romántico hasta el techo de san Pedro, retumbando el suelo del templo, a estas alturas ya casi vacío...se avanza de cortito, antes la banda acompañaba el recorrido hasta el dintel, soltándose así los músculos, y calmándose los acelarados corazones, aparentemente, antes de poner a la Virgen en la calle. El sol se cuela por lo respiraderos, en un sinfín de efectos lumínicos que son inexplicables, creando un ambiente único que sólo saben los que la han sacado alguna vez. El paso levanta, muy cerca de la puerta, se avanza un "pelín" y se echa la rodilla a tierra; antes se habrán puesto las rodilleras, que no se sabe cómo, ese día cuesta un trabajo ímprobo colocárselas, para protegerse durante la dificultosa salida de este singular paso de palio. Las voces de los capataces se mezclan con el "hop, hop" marcado por los de abajo, el suelo se acaba y sin tiempo para nada se empieza la rampa, cargándose los primeros palos y haciendo más sufridas las "llamás" de los zancos delanteros. El palio sale indemne, amenazados sus varales por pétreo enemigo que un año más ve infructuosos sus esfuerzos, y ya está la Virgen de las Maravillas en su plazoleta de siempre, tras haberse incoporado sus costaleros, y llenando el aire granadino el sonido de las campanas, los aplausos del público, ya libre de tensiones, y los acordes de la Marcha Real...hágase el Domingo de Ramos de Granada...

No hay comentarios:

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...