lunes, 9 de noviembre de 2009

cada rincón de mi casa...

Hace unos días leía esta entrada en el blog de mi amigo "el monaguillo" , y en el comentario que le hice a dicha entrada, le decía que alguna vez escribiría sobre algo similar. Pues hoy ha llegado el momento de hacerlo...


...En Baeza, en la calle san Andrés, vivió durante muchos años la familia de mi abuelo materno; en esa casa, una litografía del Señor de la Humildad permaneció suspendida en una de sus paredes desde que fuera realizada en 1916 hasta que la muerte de mi tía abuela, última moradora de la residencia familiar, hizo que los muebles y recuerdos se repartieran en herencia. La litografía en cuestión, que plasma magnifícamente la solemnidad de Jesús Reo, atadas las manos por una soga y sosteniendo un cetro entre sus manos, pasó entonces a casa de mi abuela, la cual la cedió a su nieta predilecta, mi hermana mayor, para que algún día estuviera en su casa, si es que la tenía.


Pasados muchos años desde entonces, mi hermana contrae matrimonio y se instala en su nueva casa, pero el Señor de la Humildad, testigo mudo de tantísimas situaciones de nuestra familia no salía, por falta de sitio, del lugar en el que permanecía celosamente protegido para que no sufriera las inclemencias de los inviernos y veranos granadinos. A mí, personalmente, siempre me cautivó la imagen de ese Cristo, y de hecho lo tengo presente en mis oraciones con repetitiva insistencia, y quiso Dios que mi hermana, en un gesto de sublime generosidad, decida sacrificar su deseo de ver al Señor en su casa, porque según ella, "yo iba a disfrutar más de Él", y acuda con mi padre para enmarcarlo y regalármelo pocos días antes de mi boda. Ni que decir tiene que me quedé sis palabras, en primer lugar por el enorme detalle de mi hermana, y en segundo lugar, por lo que para mí significa todo lo que rodea esa imagen. Ayer, pude al fin colgarlo en mi casa, y llenar así su desnuda pared, con un pedazo importantísimo de historia imaginera andaluza, con un pedazo importantísimo de historia de mi familia y, sobre todo, con del infinito cariño de mi hermana representado también en el rostro sufriente del Señor de Baeza.
Desde ayer, la Humildad bendice cada rincón de mi casa...


Gracias "Machu", por permitir que esto sea posible...

4 comentarios:

José Carlos dijo...

Buena protección para tu hogar, la del Señor de la Humildad.
Y magnífica ornamentación para tu pared la de tan antigua estampa.

Un abrazo

Christi Passio dijo...

Enhorabuena Abuelo... detallazo de tu hermana, que siempre tendrás en mente. Ya tiene "una muesca más" esa litografía, a la que sin duda alguna, tus huellas buscaran aquellas huellas que dejaran tus ancestros, como bien nos contó el Monaguillo.

Un abrazo, artista...

costalero gruñón dijo...

a José Carlos: ciertamente, querido Jose, la mejor de las protecciones, es siempre la de la familia, y éste es el Señor de mis antepasados, paisanos tuyos, por cierto, que lo tuvieron tan cerquita como tú...

Un abrazo

a Christi: otra "muesca" más, como bien dices, en el salón de mi casa recibirá las miradas de todos esos que empezarán a quererlo por quererlo yo, y algún día, las "miradillas" especiales de mis hijos, que sabrán su historia como yo la sé, escrita con la pluma del cariño y del recuerdo.

Un abrazo

Christi Passio dijo...

Amén... porque no hay mejor pluma ni mejor verso, que el escrito con el corazón y que el recitado con el cariño y el recuerdo... un fuerte abrazo para ti, artista... y dale caña al blog.

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...