jueves, 29 de octubre de 2009

las cosas de la vida...

Acabo de salir del trabajo, y me han contado una de esas noticias que te parten el alma, de esas que te hacen comprender las dudas de fe, y de esas que no te explicas por más que intentes razonar con términos adecuados. Me gustaría poder reaccionar ante esa noticia, pero no puedo, aún mi mente urde planes de actuación que me parecen absurdos hasta el ridículo, y que no me dejan ni vislumbrar siquiera la luz al final del túnel...y sólo me acuerdo de ella, que hace cuatro años perdía a su madre, y ahora se enfrenta a un nuevo revés de la vida, otro batacazo que la hace mirar al Cielo preguntándose por qué Él permite estas injusticias, por qué Ella, que es Madre también, deja que las cosas sucedan sin más, atroces y vehementes, impetuosas y desalmadas.
Me gustaría estar a la altura, animarla con mi abrazo, decirle que estamos con ella, y con su padre, y sus hermanos, ahora que la vida los vuelve a pasar a un nuevo examen de la tragedia. Quisiera que no fueran licenciados en el dolor, sino en la Esperanza, que su familia no tuviera tanta experiencia en cales y arenas, en alegrías y en llantos, y que pudieran disfrutar de los suyos sin ataduras ni rumbos condicionados. Me gustaría, pero no puedo, porque mis palabras ya no animan, porque no me salen las frases que le devuelvan la sonrisa que tenía en su cara hace cinco años, y que desapareció para siempre dejando un rastro de ojos sin vida, sólo roto por su boda con el hombre al que ama, y el nacimiento de esa niña que tanto quiere a su tío. Me gustaría acercarme a ella, y que sus labios me hablaran de sonrisas, de momentos felices, sin que las lágrimas visiten sus ojos. Me gustaría, en fin, que todo esto no estuviera ocurriendo, que no me hubiera llamado llorando la que tanto quiero, y que todo fuera una pesadilla, de la que nos reiríamos mañana...


Quisiera poder hablarle de ilusiones, de metas, de futuro, pero hoy mis palabras sólo saben decirle que estamos a su lado, aunque impotentes y desarmados, para lo que ella quiera mandar...

2 comentarios:

dama dijo...

Un abrazo fuerte.

costalero gruñón dijo...

lo agradecerá...

Un beso desde Granada

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...