viernes, 4 de septiembre de 2009

Algo inolvidable (por Pepe Ferro)

...Y llegó: se hizo esperar, como los grandes acontecimientos, pero al final se consiguió, y bien sabe él que tengo un regusto de agradecimiento y de orgullo a un tiempo por poder contar, por fin, entre mis entradas, con un texto suyo. Gracias Pepe, por escribirlo, y vosotros, amigos lectores, disfrutad...

Todavìa pesa en mi alma, aquella tarde calurosa de un 18 de Junio de aquel año Jubilar, en concreto el año 2000. A dos locos benditos se les puso entre ceja y ceja alcanzar el Jubileo con la Hermandad Escolapia de Granada, esos dos locos fueron Juan García Montero, en aquella época, para mi la más gloriosa de la Hermandad, sin duda, era Hermano Mayor, y el otro loco era el sacerdote escolapio, Padre Enrique Hiniesta, gran historiador Andaluz de Blas Infante, y cómo no cofrade amamantado por la Semana Santa Sevillana. Pues bien, toda una revolución para una Hermandad, estrenar una dolorosa de la gubia de Luis Alvarez Duarte, Maria santísima del Mayor Dolor, y en unos meses llevarla bajo su palio a las plantas de"l ahora casi Santo Juan Pablo II el Grande, todo en el mismo año. Una locura. Pues gracias a las buenas relaciones de la casa escolapia con el Vaticano, se produjo el milagro, peregrinaríamos el 18 de Junio con Ella, para alcanzar el Jubileo, saldríamos en procesión ya en Roma desde la Iglesia cercana al Vaticano de San Juan de los Florentinos, cruzando el mítico Tíber, hasta llegar a la Catedral de San Pedro. La "Madonna", como la llamarían los propios Romanos mas tarde viajó en un cajón de madera bien adecuado por tren, y el resto de enseres, parte de ellos, en avión.






Para un costalero y, en general, para cualquier cofrade, entrar la mañana de ese mes de Junio, y encontrarte un paso palio en una Iglesia de la Ciudad Eterna fue estremecedor..."Pa chillar¡¡¡"...cuando ese palio tomó las calles de Roma a eso de las tres de la tarde, con ese sol que la hacía todavía más guapa si cabe, y sonando los acordes de la marcha ¨la Saeta¨, no sé si el Cielo será algo mejor que eso, pero aquella inexperta cuadrilla de costaleros estuvo cerca de Él. Pronto se agolpó una muchedumbre alrededor del palio que se rendían extasiados a la belleza de un palio con la Madre de Dios bajo el mismo, esta forma tan peculiar de entender a lo Andaluz la religiosidad, como diría el propio Padre Hiniesta, quedó muy dentro de los Romanos. Por la Vía de la Conciliazione avanzaba el palio como un barco, de frente, la gente lo tocaba como algo mágico, y al fondo se divisaba majestuosa la cúpula de San Pedro.




Para nosotros fue algo maravilloso, nos sentíamos privilegiados por poder llevarla a ese lugar tan importante para la cristiandad. La música, el incienso, las bambalinas, la cera, el racheo de la goma que se pegaba al asfalto por el calor, ese cañón de sol que entraba por sus respiraderos, y Ella sobre todo.Asistimos a la misa oficiada por Juan Pablo II el la Plaza de San Pedro, el palio quedó en un lateral de la misma, teniendo la oportunidad dos de los capataces y un costalero de poder subir a besar la mano del Santo Padre. Pudimos disfrutar de su cercanía cuando al terminar la misa con el vehículo que lo trasportaba, hizo una pequeña parada delante del palio, lo cual le obligó a agarrarse fuerte pues casi se cae, pero seguro que en su retina quedaría grabada la belleza de esta guapa imagen escolapia. Atardecía ya y las sombras comenzaban a cubrir esa tarde de emociones, a los sones de Amargura, la Virgen Escolapia abandonaba la Plaza del Vaticano, el palio se recortaba sobre la catedral ya casi en penumbra, volvíamos exultantes de lo que habíamos compartido esa tarde, todavía de vuelta se dieron unas estampas inigualables de ese palio sobre el río Tíber ya anocheciendo. Todos los que estuvimos allí no lo olvidaremos nunca, yo al menos. He vuelto dos veces más a Roma, y parece que todo eso sucedió ayer. Si alguna vez pasáis por Roma, en la Iglesia de San Juan de los Florentinos encontraréis a la Reina de Roma, como se la llama desde entonces, María Santísima del Mayor Dolor, quedo un recuerdo suyo allí.Gracias a esta gesta, la cuadrilla del Palio de la Virgen del Mayor Dolor sigue viva y bien viva, y todos siempre nos agarramos a esta historia para dar continuidad a aquello que una tarde calurosa de Junio , vivimos junto a Juan Pablo II.



Fuente Fotografías: www.miarroba.com

3 comentarios:

Nostromo dijo...

Qué Bonito
Creo que no puede hacerse algo más grande como Costalero
Recuerdo el gesto que tuvo un costalero que vivió aquel hito histórico (un tal Miguel Angel Vilchez Huertas,hasta hoy día ContraGuía de Jesús Despojado)de venir a casa a relatarme con pelos y señales lo ocurrido allí en Roma y de regalarme la camiseta con la que trabajó y rezó durante esas chicotás Romanas..Todavía la guardo como oro en paño.Estuve a punto de ir, pero en aquella época -y aún hoy- era muy fiel a mi concepto de ser sólo costalero Paso Misterio, y PanMístico a ser posible (hahaha).
Sabeis, recuerdo también lo que nos indignó (éramos unos chavales pero muy aficionaos)que Canal Sur o Tele-Chaves hiciera casi caso omiso de lo ocurrido..pero hay quedan las hemerotecas y la Historia: Los Escolapios Granadinos fuisteis los primeros en hacer el Paseíllo por San Pedro!: Olé, Olé, Olé- Casi Ná.

kermese dijo...

Eso es algo mu grande. Benditos los pies que fueron los de María aquella tarde...

Abuelo con tu pemiso copio y pego.

Pope

costalero gruñón dijo...

a Nostromo: de todos los momentos que he vivido como costalero, créeme si te digo que éste fue el mejor de todos ellos, a pesar de que cada uno en su estilo es especial y único. Pero el hecho de poner mi paso de palio, a las órdenes de mis amigos, fue algo tan especial que estaré toda la vida recordándolo.

Un abrazo, y el tal Miguel Ángel Vilchez Huertas, podrá contarte muchas más cosas, si es que no lo ha hecho ya...

a Kermese: en cuanto recibí tu comentario invitándome a contar la hidtoria, tiré de amigos y conseguí que la mano que toca el martillo de Ella fuese la misma que os contara lo que allí se vivió, y sabía que en el momento de subirlo, tú ibas a andar por aquí...

tienes permiso, un abrazo muy fuerte pa la gente de la Cuesta del Rayo.

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...