miércoles, 5 de agosto de 2009

lo que nunca puedo ver...


Cuando llega el Viernes Santo, ser costalero de la Virgen de los escolapios me priva de ver, entre otras cosas, a la Virgen de la Soledad de san Jerónimo, titular mariana de la popular hermandad de "las chías". La Soledad, es una talla atribuída al genial Pedro de Mena, que facturase también a la Virgen de las Maravillas, y a la de la Merced, señeras obras de nuestra Semana Santa.


Ella sale a mediados de la tarde de su capilla en el barrio universitario, llenando con su aroma las calles más emblemáticas de la ciudad, siendo su recorrido de los más bellos, por transcurrir por el centro histórico monumental granadino. La Soledad, con su maravilloso manto, de una riqueza de bordados completamente disferente al resto, es un referente devocional en Granada, y prueba de ello es la cantidad de fieles que durante el año acuden al Convento, hoy convertido en museo, para presentarle sus respetos. Su iconografía corresponde a la Virgen de los Dolores, con sus manos entrelazadas sosteniendo los clavos de Cristo, y deteniendo su mirada allí donde se olvide del sufrimiento, aunque sin conseguirlo. Su tez, pálida, símbolo de la extenuación de la que adolece, le da una personalísima imagen a esta Señora, que cada año nos recuerda lo que decía de Ella el poeta: "y vas, Soledad, muy sola..."



No hay comentarios:

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...