viernes, 10 de julio de 2009

En el coche de papá...

Aquí lo tenéis, el Renault 12 s, de "special", y poco se figuraba el fabricante francés lo especial que este coche iba a ser para mí. Este es el coche de mi infancia, con sus cuatro puertas, su dirección insistida, su calefacción en invierno y su calor en verano. Es el coche de mis salidas en el colegio de Nuestra Señora del Rosario, en calle Santiago, pleno corazón del Realejo, cuando mi padre venía a recogernos con música de Granada en la radio. Es el coche de las dos horas y media a Almúñecar, de la Venta de las Angustias, de Velilla al centro, y del centro a "Graná", el coche que recogía a mi hermana cuando se iba de Nochevieja, el que nos llevaba al pantano del cubillas para ver los barcos radiocontrol de mi padre. El coche de "casapaco" cada sábado por la tarde durante toda mi vida; el coche que yo conducía con ocho años sobre las rodillas de mi padre, sin silletas, ni cinturones de seguridad...qué temeridad!!.
Su matrícula, GR-7741-A, todavía la tengo a fuego en la memoria, y la cochera donde estaba, y de la que hubo que sacarlo cuando ya no dió más de sí. El R-12, convivió con nosotros durante los años más maravillosos de nuestras vidas, y quizá por eso mi hermano se haya comprado, sin saberlo, otro Renault. Su color amarillo, su faro derecho colgando de los cables cuando tuvo el percance con el otro coche, su asiento del conductor desgastado por tantas horas de uso, su avión en miniatura en el retrovisor interior, y su guantera llena de tesoros para nuestros infantiles años.
No sé, he visto la fotografía por casualidad en internet, y tenía que rendirle un homenaje al coche de mi infancia; el único pero que le pongo, es no haber llegado a conducirlo...

6 comentarios:

luigi dijo...

Hombree el Ave Fénix!! Mitiquísimo!!

costalero gruñón dijo...

jajajajaja....qué recuerdos, eh??...si es que parece que fue ayer y han pasado la tela de años. Lástima que no llegara a resurgir del todo...

Un abrazo, y déjate caer por la costa, canalla...

FERRO dijo...

en aquellos años era el coche que iba mas fino, como diria un mecanico. No hacia nada de ruido y andaba fenomenal. quien volviera patrás, no habia ni crisis, pues todo era crisis, jajajajaja

costalero gruñón dijo...

la verdad es que fino si iba, Pepe, nos dió muchos viajes buenos, aunque cuatro críos, un perro y las carreteras de antes desquiciaban a mi madre un "poquito"...jajajajajaaj...crisis de la buena, pero con coche en la puerta y de veraneo, cómo han cambiado las cosas, eh?

un abrazo

luis dijo...

Que bueno hijo,que tiempos aquellos si pudieran volver,pero para que,si ya los vivimos felices.Un abrazo muy fuerte.

costalero gruñón dijo...

esto sí que es una agradable sorpresa!!...ojalá todos los que a diario se ponen delante del ordenador para compartir sus cosas, tuvieran a su padre entre sus lectores.

La verdad, papá, es que sí que fueron felices esos tiempos, y si los volviéramos a vivir puede que algo se cambiara, y eso es aglo que nunca nos perdonaríamos.

Un beso, y una pronta mejoría

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...