lunes, 30 de marzo de 2009

Sábado...


La caoba y la plata, permanecen solitarias, desnudo el calvario, desiertas las trabajaderas, sumidos en su unicidad, a la izquierda del templo, esperando que la presencia del que todo lo puede vuelva a su armazón para buscar de nuevo las calles de Granada...los fieles también esperan, inquietos, a que la imagen del Sagrado Protector baje a ellos, en ese momento especial que sólo tiene Granada, cuando el renacimiento hecho madera sagrada, se deposita suavemente, sobre su paso procesional.
Él preside la escena, como siempre, pero más cerca; preside sus vidas, como siempre, pero de forma más humana, porque si Él quiere estar un rato entre su gente, antes de volver a su posición de privilegio, su hermandad se lo agradece reviviendo sus últimas siete palabras, en la intimidad agustina del convento. Y las oraciones se suceden, ahora que entre sus cabezas, la sobrecogedora imagen de Cristo, se balancea sostenido por sus cofrades, el siglo XVI vuelve de nuevo, de manos de esta centenaria hermandad...

Tras el momento de recogida oración, el Señor es izado, buscando el techo del templo, mientras que sus hermanos costaleros depositan a sus pies el paso, para que pueda ser anclado al mismo, a la espera de "levantás" a pulso y respiraciones entrecortadas. Los nazarenos que en dos días no podrán verlo en la calle, disfrutan de Él en su casa, y los ojos cargados de lágrimas delatan recuerdos e ilusiones, de la mano protectora del Señor...

Ahí quedas, Señor de san Agustín, crucifijo de nuestros antepasados, otra tarde más de sábado de pasión, en el silencio absoluto de tu capilla, y de tus hermanos. Las labores de priostía devolverán al impresionante conjunto de la muerte de Cristo sobre su canastilla, la majestuosidad solemne del día grande, del momento supremo, de la razón de vivir, de la vida resumida, el Lunes Santo es más Lunes Santo, desde que tu muerte, Señor, rachea por las calles granadinas...

Para todos los que en Él tienen fijada su Esperanza...

viernes, 27 de marzo de 2009

Mañana es tu día...

Sí, yo sé que después de tantos días y horas de lucha con los apuntes, después de tantas veces de subir al Albaycín, no por disfrutar de sus calles, sino para exponer tus temas ante tu preparador, después de los nervios del primer examen, y de incluso pensar que todo fue inútil, yo sé que mañana empezarás a ver la liz al final del túnel, y verás, poco a poco tú verás, que el tiempo pasado frente a los folios, de esos cuatrocientos y pico "tochos" del temario ha merecido la pena, y que ya mismo tendrás un hueco en la función pública labrado a base de ese coraje y esa de fuerza de voluntad que siempre pones a todo lo que haces, y que tanto te caracterizan. Lo sé, hermanita, que mañana las lágrimas del examen precedente, se van a tornar en alegría, y esa sonrisa volverá a dibujar tu cara, cuando compruebes que todo ha salido como te mereces, ni más ni menos, simplemente como te mereces; porque la suerte es de quién la busca, mañana te acompañará, y se hará justicia, concretamente, secretaria de justicia...



Suerte mañana...

jueves, 26 de marzo de 2009

martes, 24 de marzo de 2009

El amor que nunca fue, el beso que nunca diera...


Esta mujer, de infantil apariencia, fue una acompañante en mi adolescencia, cuando jugaba a ser un chico duro e impresionar a las chicas de mi edad que, como es lógico, nunca se impresionaron con eso; antes al contrario se reían bastante con mis incontables intentos. Ella, fue el amor de "Tony", ese chico que trabajaba en una tienda de bebidas en un barrio neoyorquino, y era amigo del jefe de los "Jets", banda rival por el dominio de la barriada, de la banda portorriqueña de los "tiburones", cuyo jefe, era el hermano de esta señorita de sensual mirada y franca sonrisa. La película, un musical de imborrable recuerdo, adaptación de "Romeo y Julieta", que lleva a los "Montesco" y "Capuletto" de la inmortal obra a la Gran Manzana, para que Nataly Wood, nos enamore, bajo el nombre de María...

lunes, 23 de marzo de 2009

ya va quedando menos...

...y mi nerviosismo sale a la palestra, porque van pasando los días, y no sé qué voy a contarte, cuando me calce el costal, y me ponga a fijar al costero en la tercera trabajadera de tu igualá baja. Van pasando los días, y aun no me he planteado qué voy a decirte cuando el martillo abra la puerta de la semana santa al golpear sobre tu canasto de caoba, en una radiante tarde de Viernes de Dolores, y Sevilla huela a incienso, a azahar, a garrapiñada y costal recién planchado para pasearte por tu barrio y, quién sabe, hacer estación a la Macarena, donde la "Niña" del llanto y la sonrisa espera sobre su palio que sus costaleros la devuelvan a la ciudad apenas por trece horas.

La eterna espera del cofrade va llegando a su término, y lo que debería ser gozo desbordado, es honda preocupación, porque no acierto ni siquiera a imaginar lo que mis sentidos te trasmitirán, Señor de nazaret, cuando nuestros pies te pongan en la calle, en esa sevillana tarde de Viernes de Dolores. Pero quizá, no necesite saberlo, quizá me baste con mirar la cara de tu Madre del Amor para cerciorarme de que me vestiré de costalero en Sevilla, al lado de mis amigos, para llevarte a Tí, que desde Pino Montano llenas de Semana Santa las vísperas de Sevilla...

Qué poquito queda ya, para subirte al cielo sevillano...


"fuente fotografía: Luz de pasión"

domingo, 22 de marzo de 2009

la foto


Desde el balcón de la urbanización donde provisionalmente resido, a la espera de encontrar algo más céntrico y próximo a mi nuevo lugar de trabajo, el paisaje que se observa es el de la parte de monte de Almuñécar, con las impresionantes mansiones de los "guiris", y las casas construidas, más "modestamente", en las mismas faldas de la montaña por los lugareños más avispados. Entre esas casas, llama la atención singularmente la que os muestro en esta entrada; una casa, hecha siguiendo los planos de un buque, en la que la zona de habitabilidad nos recuerda el cuarto de mandos, los jardines la cubierta, y las ventanas de los garajes y sótano, el sinfín de claraboyas y ojos de buey que el casco tiene de proa a popa. Es una pintoresca construcción, cuyo propietario, a buen seguro, es o sería un enamorado de este mar andaluz, y quién sabe si no le dio de comer a él y a su familia, durante los años de vida laboral. Sea como fuere, la casa es un barco anclado en el dique seco del asfalto, que sin embargo navega orgulloso, aunque sólo sea en la imaginación de los que la observamos.

sábado, 21 de marzo de 2009

Elvira...

Un saetero canta desde un balcón, y al terminar la oración, la Granada bulliciosa, la Granada fervorosa, la Granada expectante, rompe en aplausos, en parte por la saeta, en parte porque tras ella, la Virgen reanudará su camino, y volverá a sentirla, una chicotá más, entre su gente. La Esperanza vuelve, y van quedando menos momentos, menos instantes, menos imágenes que guardar en nuestra retina, de este Martes Santo que, irremediablemente, va dejándose atrás, con la misma cadencia que la Esperanza va hacia su casa, a hombros de sus costaleros. Pero aún falta por vivir la apoteosis del recorrido, y por eso la ciudad la espera allí, al final de Elvira, y un poco antes de la revirá de Plaza Nueva, pasada la calle Pan, cuando los balcones se transforman en jardines para alfombrar de pétalos su paso...en Granada, este día se vive de manera diferente en cada parte de la católica urbe, recogimiento en san Juan de los Reyes, jolgorio en Realejo, sentimiento de barrio en el Zaidín, pero aquí, en Elvira, el martes se vive así, para decirle adiós a la Esperanza...

lunes, 16 de marzo de 2009

del pasado...

Para esta entrada tiro un poco del legado fotográfico que un amigo de la familia me dejó, ahora entiendo para qué...la fotografía representa un sábado de Gloria, porque antes éste era el nombre que recibía el hoy sábado santo, cuando los niños podían salir a la calle a festejar que Cristo había resucitado, dejando atrás el luto guardado durante la tarde del Viernes Santo.
En el Albayzín, ése sábado recorría sus calles una imagen de Cristo Resucitado, a hombros de los niños, que de esta forma se iniciaban en la Semana Santa, para engrosar después las listas de las hermandades del barrio. No recuerdo muy bien dónde estaba la sede de la hermandad, ni el autor de la imagen, pero como podéis ver, es una hermosa estampa que no se debería haber perdido, y desde esta ventana insto a que vuelva a las calles tan entrañable paso.




domingo, 15 de marzo de 2009

Lágrimas

"Lágrimas por tu cara van resbalando,
tu belleza, una a una, van dibujando
dulce Señora
pido a Dios que a tu vera
pasen mis horas"
Fuente fotografía: Colección particular Delfín Gandiaga

sábado, 14 de marzo de 2009

Y tú, Estrella...

En el corazón del Albayzín, cada Jueves Santo podemos deleitarnos con los mil y un detalles que tiene el paso de palio de la Virgen más bonita que, en mi modesta opinión, pasea esta jornada. Me gusta ir muy tempranito, cuando las puertas de san Cristobal se abren al público, y quedarme un ratito mirándola, para ver si consigo encontrar lo que me cautiva de Ella, pero no es fácil, incluso para los que la visten y engalanan, dar con una sóla cosa que la defina, y nos quedamos con lo general, porque no nos salen las cuentas cuando de hablar de Ella se trata. Pero algo tiene, y mi amigo Pepe Villegas "el bombero" lo sabe muy bien, pero anoche tampoco pudimos concretar qué exactamente lo que tiene la Estrella, que la identifica, la hace exclusiva y la engrandece. Debe ser algo de sus reminiscencias macarenas, algo del porte de Señorita andaluza, algo de Albaycinera por los cuatro "costaos", un mucho del cariño maternal, y otro poco de su mirada única, y su especial carácter...no sé, me gustaría daros más pistas, deciros que la Estrella lo es todo por muchísimas razones, pero no las encuentro, y debe ser porque al mirarla sobran las palabras, pero si quereís encontrar lo que me hace perder el "sentío" por esta "Flamenquita" morena, subid el Jueves Santo a la Iglesia del Salvador, cuando la Estrella revira y empezad a soñar...

miércoles, 11 de marzo de 2009

"Hobbies"


los "Hobbies" son esa ocupación a la que dedicas el tiempo libre que te queda, para así matar un poco el tiempo, y hacer que pasen las horas entretenido en lo que te gusta; pero hay veces en el que "hobbie" se vive de tal manera, que podría catalogarse de arte. Este el caso, y perdonadme si peco de indirecta inmodestia, de mi padre.

Él le dedica muchas horas, en su pequeño trastero-taller a realizar maquetas; si bien por el espacio que ocupan son los barcos los que más llenan la estancia, su verdadera pasión son los aviones, y de chico me llevaba al campo a ver como sus cazas, sus avionetas, y sus planeadores, surcaban los cielos propulsados por sus motores de explosión; todavía hoy tengo el aroma de la gasolina quemándose en el depósito, y el sonido de los aeroplanos al iniciar su maniobra.

Estas fotografías corresponden a una de las múltiples exhibiciones que el club del que es miembro (club naútico genil RC), realiza en los pantanos de nuestra geografía, concretamente la realizada hace poco en fuenlabrada. Dos fueron las embarcaciones salidas de su "astillero" que navegaron ese día, pero os enseño sólo las de este barco, al que como veréis no le falta de detalle.
Prometo mostraos en otra ocasión, las fotos de sus veleros, o las de la maqueta de trenes que en mi casa permanece, tras el cuadro del salón, y que tantas tardes nos entretuvo las tardes de nuestras infancia. Como los barcos, navegaron nuestras ilusiones de niños, por el mar de sus historias, anécdotas y explicaciones. Espero que os haya gustado la entrada, a mi me ha encantado escribirla.

miércoles, 4 de marzo de 2009

En familia


Un día en la costa granadina da para mucho, por ejemplo, para degustar un ciervo al Pedro Ximenez, o unas albóndigas en salsa de cabrales, un salmorejo, y de postre una sopa de chocolate; más tarde, un café calentito con dulces del terruño, y reponer las fuerzas después del paseo, ya que también hubo tiempo para buscar el piso en el que habré de pasar muchas horas. Fruto de este paseo es la imagen en la subida al peñón del santo, en el que aparecemos los jartibles e inseparables hermanos. Aunque no estén en esta foto todos los que son, sí son todos los que están, y es que la familia Marín va sumando nuevos miembros en su haber, que van compartiendo cosas con nosotros y nunca nos dejan sólos, a pesar de que más de una vez lo desearían.

Buen día el que echamos, y los que nos quedan, aunque esperemos que en los próximos, esa otra rama de la familia esté presente, que se les echó en falta.

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...