viernes, 9 de enero de 2009

Certeza...

Ayer estuviste ahí, en ese sempiterno segundo plano desde el que calmas iras, y perdonas equivocaciones. Ayer estuviste, sí, cuando mis juegos de niño no sabían de tus azotes, tus heridas y tu sufrimiento. Ayer estuviste ahí, para guiar a los míos en el camino que me ayudaron a seguir, hasta que llegó el momento en que empezé a comprender tu sacrificio. Ayer estuviste ahí, para que mis estrenadas fuerzas pudieran demostrarte tantas cosas...


Hoy continuas ahí, erigido baluarte, buque insignia, farol y brújula, por este corazón que te pide ayuda en ese dificil reto que es la vida. Continuas ahí, en tu cruz inalterada tras los siglos, símbolo de Salvación para tu rebaño de almas perdidas. Ahí, sobre tapiz de damasco, muriendo en Granada, presente en cada una de las locuras en que me embarco, testigo de mis desatinos, paciente con mis errores, benevolente con mis faltas, indulgente a pesar de los pesares...


Mañana estarás ahí. Lo sé, porque Tú así lo quisiste, porque así lo esribieron los profetas, y así me lo enseñaron mis mayores. Estarás ahí, porque firmaste, hidalgo caballero, un pacto de sangre en el que te comprometías a cuidar de mí, incluso sabiendo de mi ingratitud y mis flaquezas...estarás, yo lo sé, porque me lo dice la llaga de tu costado, por la que escapa, sangre y agua, la vida misma de esta tierra. Lo sé, porque las lágrimas de tu Madre me han ido contando año tras año, la misma historia de amor, y sé, que si mi cuerpo osa desagraviaros con el olvido, si el transcurrir del tiempo se atreve a borrar vuestros nombres de mi mente, vosotros pondréis los medios para llevarme de nuevo a vuestra casa, y en ella os veré, en el Ángel Custodio donde se cumplieron mis sueños, y todo volverá a suceder en un suspiro, que me devolverá la certeza de que para mí siempre estuvistéis, estáis y seguiréis estando ahí...

Fuente fotografía Web de la Hermandad

2 comentarios:

EL ESPERANZO dijo...

Qué bonito, Luis. Qué bien escrito.

costalero gruñón dijo...

Gracias Manolo, lo bonito es poder sentir lo que se siente cada vez que vas a verlos, y Ellos ya saben que vendrías...lo mismo te pasará a tí, cada vez que cruces la cancela que separa Plaza Nueva de Santa Ana, ¿verdad?...

Un abrazo

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...