viernes, 26 de diciembre de 2008

Tú...

Un año más, por Diciembre, la Señora de la Esperanza de Granada abandona su trono para bajar a la altura de los pecadores que a diario le rezamos, y un año más, como viene siendo habitual, nos dejó admirados con su maternal belleza. Siempre que acudo a verla, ya la estoy imaginando en su paso de palio volviendo por Elvira, cuando los zancos y los costeros se preguntan si puede existir calle más mala, sorteand0 sus varales la infinidad de balcones que la arquitectura urbana situó para poner a prueba a los capataces que la guían cada año, atronando la banda con sus marchas, envuelta Ella en las nubes de incienso que siempre le preceden, y siendo empujado por la bulla que delante de su paso pugna por no perder ni un detalle, que será guardado celosamente en la memoria, para rememorarlo a su antojo en los restantes días del año. Cada dieciocho de Diciembre, me vuelvo a ver de la mano de mi padre, en la "fresca" plaza nueva, esperando a que Ella lo llene todo de recogía, y poder dormir tranquilo hasta el día siguiente; me encuentro cara a cara con Ella, en su iglesia, y mi mente teje recuerdos, que me trasladan a la plaza de bibrrambla, cuando aún se pasaba por sus laterales, apareciendo su palio tras la última esquina, esa que la llevaría a la plaza de la pescadería, camino de la Catedral, y la miraba desde mi niñez, soñando chicotás que, gracias a Ella, pudieron realizarse años más tarde...una nueva página del libro de mi vida se escribe cada dieciocho de Diciembre, en que acudo a verla en besamanos, una nueva página que se une a las que se escribieron, con la pluma de la infantil inocencia, con la de la desafiante adolescencia, y ahora, con la del inicio de la madurez, y que cuentan una historia de amor, de devoción, de familia, una historia que ha ido escribiendo con tinta verde en las entretelas del corazón, y que año a año, me sigue hablando de Esperanza...

(Fuente fotografía: Colección particular de Víctor Santos; gracias hermano, por tu colaboración)

2 comentarios:

América dijo...

Preciosa entrada,entrañable,reconforta leer algo tan bello a temprana hora del dia.

costalero gruñón dijo...

querida América, ciertamente es entrañable, como todo lo que te vuelve a tu infancia, sea de la índole que sea, y si es bello, es porque todo lo que hable de María lo es, máxime sin con su nombre se nos llena el alma de Esperanza...

Saludos desde Granada

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...