jueves, 23 de octubre de 2008

La primera vez...

No recuerdo la primera vez que te ví, pero seguro que el día en que pisé la Magdalena como neófito en la vida, mi madre me llevaría de la mano; ella no se pierde un besamanos, un vía Crucis, siempre te lleva flores y palillos el Lunes Santo, para que ayudes a los suyos, entrampada como está contigo por todas nuestras causas perdidas. Sé de tu existencia porque ella siempre ha procurado que sepamos que el mejor de los nacidos, se encuentra maniatado en el barrio que le da nombre a su capilla, y por ella acudo a verte cada Lunes Santo antes de sacar a mi hermandad, para ver tu salida con ella, y cumplir con la tradición, Rescate, que desde niño me lleva a Tí.
La primera vez que te ví, no comprendía nada y, como todos los niños, embargado por la curiosidad, le haría mil preguntas a mi madre acerca de por qué vas con las manos atadas, con lo bueno que eres, por qué se atrevieron a pegarte siendo Tú Rey de Reyes, y por qué tu mirada, Rescate, tenía algo especial que no acertaba entonces a entender. He podido sacar muchos pasos, mis devociones están muy próximas a Tí en la carrera oficial, y me sigo emocionando al verte, porque al hacerlo, se recupera mi infancia y tengo a mi madre de la mano; cuando falte, me bastará ir a llevarte claveles para volverla a tener a mi lado, y eso me reconforta.
Cuando supe de tu existencia, Rescate, mi edad no me dejaba entender el poder que tienes, ni la carga que soportas por nosotros, entonces no lo sabía, y hoy te pido perdón por ello.

2 comentarios:

Pulido dijo...

abuelo te has vuelto a superar como siempre... que gran pregonero se esta perdiendo la semana santa de Granada..., en cuanto al protagonista central de la entrada ¿qué decir de ÉL? siempre esta en su capilla de la Magdalena esperando a que lleguemos a pedirle xq jamas se cansará de dar... yo cometí el mismo error que tu la primera vez que lo vi, no supe entender, y a mi lao estaba esa mujer que siempre que pasa por la puerta de su iglesia entra ha verlo y que gracias a Dios una tarde me llevaba a mi con ella y me lo presentó, ¿qué decir tb de una madre?

un abrazo hermano Agüelo

costalero gruñón dijo...

Pulido: la verdad es que de una madre se pueden escribir mil cosas, se pueden pensar dos mil, y tres mil lágrimas saldrán sin pedir permiso, puesto que ella es la que nos dió la vida. En cuanto a Él,...

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...