lunes, 15 de septiembre de 2008

Banderas

Dicen que bandera es una insignia o señal de tela, asegurada por uno de sus lados a un asta, y que lleva los colores o emblemas de una nación…llevar algo por bandera significa que ese algo preside las metas y fines, y encauza el camino que se decide llevar en la vida. Las banderas han sido también motivo de disputa, sobre todo cuando una de ellas quiere imponerse a otra por la fuerza, aun siendo el mismo el material que las fabricara. Yo, a pesar de ser español, andaluz y granadino, y fíjense en la ordenación de esas palabras, no tengo una bandera roja y gualda, blanca y verde, o verde y roja, que defina mis decisiones; mi bandera, no precisó un beso para que yo le jurara defenderla, aunque la he besado cientos de veces, en momentos memorables que han hecho aflorar mis sentimientos, y la defiendo cuando hay alguien que le falta; no se rinden ante mi bandera los ejércitos de otros países, ni se descubren los altos mandatarios que los representan, que mi bandera no necesita honores, pese a que ha hecho méritos de sobra. Su color, es el que le dicte mi alma, y el himno con el que se la asocia, no tiene notas en un pentagrama, ni suena en un estadio cuando la selección se pone firme. Mi bandera, sin embargo, ha peleado conmigo en mil batallas, de las que casi siempre hemos salido victoriosos, y me he aferrado a ella en un sinfín de situaciones, para sacarme a flote humilde y desinteresadamente. A mi bandera no la conoce gente importante, pero ella conoce a mucha gente, que darían todo por poder tenerla para sí, y a otra, que aun teniéndola, a veces no hace honor a ella, por desidia o ignorancia. Mi bandera sólo se utiliza unas pocas veces al año, pero ella sabe que esas veces son las más hondas y profundas de mi persona y de mi vida; a mi bandera sólo hay una que la precede, que es más “importante” que ella, y a la que entiende hay que servir siempre que se lo demande, y por servirla se sabe importante y necesaria; mi bandera la cosieron las manos de una madre, de una novia o de una suegra, y en sus hilos corren los pensamientos del alma que la tejió, para que yo se los lleve cada año, envueltos en ella, al Mejor de los Nacidos y a su Madre Dolorosa…


Mi bandera…

(fuente fotografía: http://www.costalesdesevilla.com/ )

2 comentarios:

aromas de un recuerdo dijo...

Los pelos como escarpias!

un abrazo!

Paco Rodríguez dijo...

Muy bonito, de veras, impredecible.

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...