martes, 30 de septiembre de 2008

Alhambra...





lunes, 29 de septiembre de 2008

Te extraño...

Te extraño, como se extrañan las noches sin estrellas,
como se extrañan las mañanas bellas.
No estar contigo, por dios, que me hace daño.
Te extraño, cuando camino, cuando lloro, cuando río,
cuando el sol brilla, cuando hace mucho frío,
porque te siento como algo muy mío.
Te extraño como los arboles extrañan el otoño.
En esas noches que no concilio el sueño,
no te imaginas, amor, cómo te extraño.
Te extraño en cada paso que siento solitario,
cada momento que estoy viviendo a diario
estoy muriendo, amor, porque te extraño.
Te extraño, cuando la aurora comienza a dar colores,
Con tus virtudes, con todos tus errores,
por lo que quieras no sé, pero te extraño.
Te extraño, te extraño...
(letra canción: Armando Manzanero/Ricardo Montaner)


domingo, 28 de septiembre de 2008

El test

En la red se pueden encontrar cosas como esta. Es un test con preguntas cofrades, seguro que le faltan algunas, pero en general está curioso. Os invito a rellenarlo y a ponerlo en vuestro blog (el que lo tenga), te acuerdas de muchas cosas contestanado a sus preguntas...

¿Mi estreno Cofrade?: Hermandad de San Agustín, Granada
¿Mi estreno de costalero/portador de trono?: Pasocristo Santísimo Cristo de san Agustín, Granada
¿Un paso de Cristo?: dos: Cristo de san Agustín (Granada) y La Caída (Baeza).
¿Un paso de Virgen?: dos: Nuestra Madre y Señora de Consolación y Nuestra Señora de la Esperanza (Granada)¿Un paso de Misterio?: dos: Sagrada Cena (Jerez) y Sagrada Lanzada (Sevilla).
¿Una Marcha de palio?: La Madrugá
¿Una Marcha de Cristo?: Caído vas por Triana
¿Día o Noche?: noche
¿Un Paso de Cristo sevillano?: Calvario
¿Un Paso de palio sevillano?: Macarena
¿ Mejor Imaginero?: La Roldana
¿Mejor obra de la Semana Santa?: Santísimo Cristo de san Agustín (Granada)
¿Un recuerdo?: la vez que mandé en la calle a la Virgen de Gracia de Granada.
¿Una Calle?: san Antón, siempre...
¿trabajadera (varal) o costal?: Costal
¿Salida o recogida?: Recogía
¿Lo Mejor?: Esperanza en Elvira
¿Mi devoción?: Cristo de san Agustín, Virgen de Consolación, y María Santísima del Mayor Dolor
¿Un templo?: Iglesia del Salvador (Baeza. Jaén)
¿Una cuadrilla?: cualquiera en la que vayan mis amigos
¿Mi CC y TT preferida?: Jesús Despojado de Granada
¿Mi Banda preferida?: Carmen de Salteras
¿ Mi A. Musical preferida?: no tengo, pero cada día me gusta más el Dulce Nombre de Jesús (Granada).
¿ Mi marcha favorita de CC y TT ?: Amor de Madre
¿ Mi marcha favorita de A.M.?: Y en la Carrera Sentencia
¿ Mi marcha favorita de palio?: Macarena (Abel Moreno)

Ahí queda, y animaos...

sábado, 27 de septiembre de 2008

La foto

viernes, 26 de septiembre de 2008

jueves, 25 de septiembre de 2008

Momentos Cofrades


La Semana Santa de Granada, más a allá del jolgorio y el bullicio de las noches procesionales, tiene un momento en el que se invita al recogimiento, para acompañar a Cristo sintiéndolo cerca, y descubriendo perfiles que la noche nos oculta. En la mañana del Miércoles Santo, el Santísimo Cristo de la Misericordia, copia por puntos del que tallara el insigne escultor bastetano José de Mora, y que recibe culto en la Iglesia de san José, es trasladado desde su albaicinero templo de san Nicolás, en la plaza del mismo nombre, hasta la parroquial de san Pedro y san Pablo, para realizar su estación de penitencia en la madrugada del Jueves al Viernes Santo. Es una ocasión para sentirse cerca de Cristo, para rezarle en silencio, haciendo honor a las reglas de su hermandad, y encontrarse cara a cara con la semana santa más pura, más castiza, que se hace presente de nuevo cada año.


El recorrido discurre por las más emblemáticas calles de este longevo barrio, siempre por el camino más corto, recortándose la portentosa efigie del crucificado en las paredes de las casas, donde sus vecinos salen a su paso, esperándolo en cualquier esquina, ya que es un vecino más barrio y les alegra verlo.


En la mencionada iglesia de san José, se hace un alto en el trayecto, rompiéndose el silencio sólo por esta vez, y sólo para rezarle el soneto que Santa Teresa de Jesús escribiera…”no me mueve, mi Dios, para quererte/ el Cielo que me tienes prometido…”. Concluida la oración, la comitiva sigue su caminar hacia san Pedro, para terminar el acto con la subida del Cristo a su paso procesional, a la espera de que el llamador confiera un andar humano al Cristo del Silencio…

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Una experiencia inolvidable...

El Viernes de Dolores es un día complicado para muchos capataces, que deben hacer milagros para que los múltiples retranqueos no les dejen en cuadro sus cuadrillas; es el día de la banda de Jesús Despojado en la calle Pan 1 y 4, y a buen entendedor...pero sobre todo es el día en el que tiene lugar uno de esos momentos especiales, que yo sólo he vivido una vez, pero que no he olvidado.
Hace no muchos años, el Viernes de Dolores era también el día en el que finalizaban los "ensayos" de la cuadrilla de la Esperanza; lo entrecomillo porque el bueno de Luis contaba como tal el traslado de la parihuela del palio desde la casa de hermandad (calle Cardenal Parrado, antiguo "Los Cármenes", frente Hospital Clínico) hasta la sede canónica, a saber, Plaza Nueva. Recorrido cuando menos "complicao" que intentábamos amenizar como mejor se pudiera, siempre desde la seriedad, y que culminaba cuando dejábamos la referida parihuela en el suelo de Santa Ana, junto a la Esperanza. A continuación, y durante toda la noche, se procedía al montaje de los pasos (se sigue haciendo, aunque el traslado no), mientras que el vestidor ponía más guapa (si eso es posible) a la Virgen de Risueño. Un ajetreo de hermanos de aquí para allá, trayendo enseres unos, en medio otros y, subidos en el paso, los mismos de siempre.

Un hueco en el altar que Ella ocupa durante el año, nos hace mirar el reloj con insistencia, y es que uno de los misterios sin resolver de nuestra Semana Santa es el de la hora a la que la Señora sale de la sacristía para subirse a su paso, engalanada para el Martes Santo, ya que siempre se hace de rogar (como mujer que es) sabedora de que la vamos a esperar el tiempo que Ella desee; y así nos tiene con el alma en vilo durante algunas horas...pero llega el momento en el que sale y, cuando lo hace, el silencio se apodera de la iglesia; se la intuye ansiosamente, pareciera como si nos la presentaran de nuevo, se siente observada y por eso vuelve la mirada, azorado el semblante por tantos ojos como se depositan en Ella; entonces se sitúa sobre su peana, se le reza un Ave María, y se dan por merecidos el trasnoche y el relente...después de vivir ese momento, sólo queda ceñirse una faja verde, llevarla al Cielo, y dormirla por Granada para llenarse de Esperanza...Spes est fotitudo nostra

martes, 23 de septiembre de 2008

La foto

Diecisiete de Marzo del año del Señor de dos mil ocho, Lunes Santo, la cuadrilla de costaleros posa delante de los dos pasos (por fin) antes de iniciar la estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral Metropolitana. Primera vez que Nuestra Madre y Señora de Consolación, salía a las calles de Granada. La fotografía, hace historia...

lunes, 22 de septiembre de 2008

¿hasta cuándo?...


Martes Santo sevillano...Los Javieres


La primera vez que ví a este imponente crucificado, fue el Martes Santo de 2004, al que corresponden las imágenes, y lo ví camino del convento de las hermanitas de la cruz, donde el saludo es obligado. No me impactó mucho el impresionante canasto de su paso, ni la longitud de sus guardabrisas, que iluminan por completo la imagen cristífera; recuerdo que lo que más me gustó, es el andar sobrio con el que la cuadrilla de costaleros porta al crucificado, que tallara el portugués Pires Azcárraga. Verlo recorrer la calle, midiendo las paredes de la misma los brazos de la cruz, fue un momento y una imagen que todavía sigue conmigo, y que recuerdo como una de las más bellas que pude ver ese día.
Tras Él, María, de Gracia y Amparo, que vino a las calles de Sevilla en abril de 1980, si bien, ya había procesionado en 1969 a los pies del crucificado en "Stabat Mater", pero no fue hasta la fecha antes referida cuando se pudo disfrutar de la imagen mariana que gubiara Fernández Andes en 1936, bajo su paso de palio, estrenando para la ocasión varales, candelabros de cola, palio y manto en terciopelo liso.
Como curiosidad, decir que la Virgen fue realizada antes que el crucificado, éste en 1947, pero no recibió la advocación hasta constituida la corporación.

domingo, 21 de septiembre de 2008

De bandas...

Varias acepciones tiene la palabra banda. A saber, puede ser eso que se cuelgan las "misses" cuando el certamen de turno decide premiarlas por belleza o simpatía, o simplemente para que se lleven algo del mismo. Por banda, en la marinería, se entiende a cada una de las dos partes que flanquean el buque, pudiéndose hablar así de banda de babor, o banda de estribor. Banda es un grupo de amigos, en la derivación de la palabra panda, y dentro de ésta última podemos englobar también el tipo de banda del que quiero hablar hoy...las bandas de música, y en especial de la querídisima banda que acompaña a mi hermandad. Es esta banda, prodigiosa en cuanto a calidad musical se refiere, porque si no es la mejor, entre las mejores está, dado el amplísimo repertorio que atesora, y la excelente acústica de la que goza, cosa que le ha valido para tener contratos en diversos puntos de esta geografía cofrade. Pero si calidad musical tienen, mejor se portan con su hermandad, a la que sirven con orgullo, tocando más y mejor el día de su salida, que el resto de jornadas porque es su Virgen la que va delante de ellos, guiando su música y sus sentimientos. Al servicio de Ella, a la que llevan por bandera en cuantos actos participan, emplean sus ensayos, y para Ella son parte de sus ingresos, ya que mi banda no cobra por tocar detrás de su hermandad, y colabora en lo que puede con ella, vendiendo papeletas, acogiendo a los hermanos cuando van a verla para pedirle que monte una marcha, y volcándose con la cuadrilla, escuchándola y haciéndole caso siempre, cuando le dice qué quiere escuchar en los diversos puntos del recorrido, porque en mi banda, prima el lucimiento de la Madre antes que el suyo propio. Afán de protagonismo no tienen, humildad les sobra, y no dudan en ofrecer subvenciones a su hermandad para el transporte de enseres y hermanos, porque ellos piensan en su Virgen en todo momento.
Que la cuadrilla está contenta con ellos es decir poco, les une un amistad tremenda y un respeto mutuo, que les hace llamarla la octava trabajadera, tal es la conjunción que se ha llegado a obtener en estos casi 16 años de convivencia, y cada vez que el palio se encierra, ellos van uno a uno a rezarle a sus titulares, y entran en catedral con ellos porque, ante todo, son hermanos...
En fin, espero que este artículo les sirva para saber lo que les apreciamos, y que estamos deseando que llegue la Semana Santa para compartir con ellos una nueva estación de penitencia, cosa que ellos desean también a buen seguro. Yo por mi parte, voy a acercarme a ver a mi Virgen escolapia, a pedirle por su gente, y de paso a confesarme...hoy he escrito muchas mentiras...

sábado, 20 de septiembre de 2008

Antes de esta ventana (IX)


Cuando se busca la palabra “cuñada” en el diccionario de la lengua española, la definición no puede ser más escueta: “hermana de la esposa o cónyuge”, una definición a la que más de uno, de vez en cuando, añade una palabra, y queda así: “hermana (metomentodo) de la esposa o cónyuge”; sin embargo, en mi caso, nada hay más lejos de la realidad, y es que mi cuñada, o “cuñá” que para eso somos “granaínos”, es una dulce personita de esas que no puedes dejar de querer, porque su peculiar forma de ser la hace especial. Mi cuñada, es una alumna ejemplar que se aburre de contar matrículas de honor en su expediente, y que sueña por encima de todas las cosas con ser maestra (educadora infantil), ya que los niños son su gran pasión, quizá porque ella nunca ha dejado de serlo. Amiga de sus amigos, su carácter noble y bonachón le ha costado no pocos quebraderos de cabeza, puesto que su ánimo dadivoso y desinteresado, se transforma en llanto cuando no es correspondida. Amable, comprensiva y solidaria, mi cuñada es un alma cándida que vive por y para ser feliz, y no deja que nada turbe su felicidad, aunque el mundo que le rodea se encarga de intentarlo con frecuencia. El que tenga el honor de conocerla, recibirá por su parte todo el cariño que su corazón, que es enorme, puede dar; siempre le hablará con una sonrisa en la cara, y sabrá consolarle en sus momentos difíciles, ya que, además de otras muchas cosas, mi cuñada es una persona generosa. Yo no le voy a decir en esta ocasión lo que la quiero, porque ella lo sabe de sobra, pero sí aprovecho esta ventana para que todo el que me lea, sepa que mi querida cuñada es para mí, una hermana más, y que llamarla amiga, es hacerle poca justicia a su persona; en fin, si su apretada agenda se lo permite, seguro que un día de estos se asomará por aquí y leerá estos breves renglones, que han intentado vagamente hacer una descripción suya, que seguro ha resultado pobre, ante la magnificencia de su ejemplaridad. Anita, como amiga y como cuñada, nunca dejaré de quererte…¡vaya!, al final sí le he dicho que la quiero...


Título: Mi cuñada...(publicado el día 18/02/2008)

viernes, 19 de septiembre de 2008

Cuando bajas a mirarnos...





...quiero que el tiempo se pare, para disfrutar de lo que siento, perdón por mi egoísmo, cuando tu boca me habla, cuando tus ojos se vuelven hacía mí, cuando sostengo tu mano y, al besarla, deposito en ella una vida de quimeras e incertidumbre; mi fuerza es mi oración, mi ofrenda mi piropo, y mi certeza, el amor que por mí sientes. Otro año más, entiendo que todo tiene sentido, cuando bajas a mirarnos...

jueves, 18 de septiembre de 2008

Cautivo de un sueño moro...

...soñando voy por Granada






miércoles, 17 de septiembre de 2008

Cosas de Sevilla...

Me contó un amigo sevillano, una peculiar anécdota que tuvo lugar en una de las "madrugás", realizando estación de penitencia en el cuerpo de ciriales de Nuestra Señora de la Esperanza...hablábamos de multitud de cosas de este mundo de capataces y costaleros que nos embarga, a él en su Sevilla natal, y a mí, en mi Granada de siempre. Una connersación en torno a los Ariza, nos llevó a hablar de Luis León, capataz que fuera de la hermandad del Amor, y de la Señora de Sevilla. Concretamente de éste último me refirió esto que os voy a relatar a continuación y que me pareció sublime...venía la hermandad de recogía y, en la Encarnación, el paso de palio parado, permitiendo a los visitantes contemplar a la Esperanza, con esas primeras luces del alba, colándose ya por la malla de las bambalinas algunos neonatos rayos que jugaban entre ellos a posarse sobre su cara, y en la que su semblante denota ya el cansancio de la noche. Sus ojos, en ese momento en el que se empiezan a cerrar, a pesar de que el corazón y la mente pongan todos los medios para mantenerlos abiertos, se escapan de su cara enmarcados en sus pestañas, ventanas abiertas a la fe del mundo, mientras la cera "chorreá" pone de manifiesto lo poquito que le queda a Sevilla, para que se apague su luz hasta la próxima Semana Santa...en esto que D. Luis, coge el martillo, da los tres aldabonazos de rigor sobre la mesa del palio, y llama a su gente..."Tejido"..."Salirse del paso"...la orden, por lo extraña, deja a los allí reunidos un tanto extrañados,...pero es obedecida casi al instante por los treinta y seis hombres que la sienten más cerca que nadie. Una vez que todos han salido, el capataz les dice..."mirad como le dan a la Esperanza, los primeros rayos de sol"...un ¡olé! clamoroso estalló en el aire, y Sevilla rompió a aplaudir emocionada, ávida de sensaciones y preñada de Esperanza, desatándose la emoción y el júbilo, mientras sus costaleros, ahora sí, la levantaban al Cielo para seguir llenando a Sevilla de "mariquillas", de manto verde, de sonrisa y llanto, y de Esperanza Macarena...

Gracias hermano, por acercarme a Sevilla cada vez que nos vemos...

(fuente fotografía: La gente de abajo)

martes, 16 de septiembre de 2008

La respuesta a una pregunta...

He aquí una de esas cosas que te hacen pararte a recordar. Lo he encontrado por casualidad buscando una entrada para el blog, y me ha hecho esbozar una sonrisa. Se trata de una pregunta que la Pasión Digital (http://www.lapasion.org/) le hace a un afamado escultor hispalense, yla respuesta que éste hace a su interlocutor...
Pregunta: ¿Le hubiera gustado la idea de Monseñor Giovanni Lanzafame de llevar la Virgen de Guadalupe a Roma y procesionárla allí
Respuesta de don Luis: "Bueno, una Imagen que yo hice, ya ha procesionado por el Vaticano. Fue la Virgen del Mayor Dolor de la Hermandad de la Expiración de los Escolapios de Granada en el año 2000 con motivo del año del Jubileo, además iba en un palio magnífico y le tocaron marchas como Estrella Sublime, Amargura. Y cuando llegó al Vaticano fue impresionante, salió de la Basílica de San Juan de los Fiorentinos de la Piaccha del Oro. Fue impresionante cuando el Santo Padre Juan Pablo II se postró delante de Ella."
El resto de la entrevista lo podéis encontrar en aquí

lunes, 15 de septiembre de 2008

Banderas

Dicen que bandera es una insignia o señal de tela, asegurada por uno de sus lados a un asta, y que lleva los colores o emblemas de una nación…llevar algo por bandera significa que ese algo preside las metas y fines, y encauza el camino que se decide llevar en la vida. Las banderas han sido también motivo de disputa, sobre todo cuando una de ellas quiere imponerse a otra por la fuerza, aun siendo el mismo el material que las fabricara. Yo, a pesar de ser español, andaluz y granadino, y fíjense en la ordenación de esas palabras, no tengo una bandera roja y gualda, blanca y verde, o verde y roja, que defina mis decisiones; mi bandera, no precisó un beso para que yo le jurara defenderla, aunque la he besado cientos de veces, en momentos memorables que han hecho aflorar mis sentimientos, y la defiendo cuando hay alguien que le falta; no se rinden ante mi bandera los ejércitos de otros países, ni se descubren los altos mandatarios que los representan, que mi bandera no necesita honores, pese a que ha hecho méritos de sobra. Su color, es el que le dicte mi alma, y el himno con el que se la asocia, no tiene notas en un pentagrama, ni suena en un estadio cuando la selección se pone firme. Mi bandera, sin embargo, ha peleado conmigo en mil batallas, de las que casi siempre hemos salido victoriosos, y me he aferrado a ella en un sinfín de situaciones, para sacarme a flote humilde y desinteresadamente. A mi bandera no la conoce gente importante, pero ella conoce a mucha gente, que darían todo por poder tenerla para sí, y a otra, que aun teniéndola, a veces no hace honor a ella, por desidia o ignorancia. Mi bandera sólo se utiliza unas pocas veces al año, pero ella sabe que esas veces son las más hondas y profundas de mi persona y de mi vida; a mi bandera sólo hay una que la precede, que es más “importante” que ella, y a la que entiende hay que servir siempre que se lo demande, y por servirla se sabe importante y necesaria; mi bandera la cosieron las manos de una madre, de una novia o de una suegra, y en sus hilos corren los pensamientos del alma que la tejió, para que yo se los lleve cada año, envueltos en ella, al Mejor de los Nacidos y a su Madre Dolorosa…


Mi bandera…

(fuente fotografía: http://www.costalesdesevilla.com/ )

domingo, 14 de septiembre de 2008

Dos hermanos en tus zancos...

Oído!...la izquierda alante...

...y la derecha atrás,...siempre andando de frente!...

...Y así, de frente, como el matador cita al toro en la plaza, avanzamos por la vida con la alegría del que hace lo que le gusta, del que disfruta con su trabajo, del que se le eriza el vello cuando la música de la banda se torna en campanas tañendo a muerte, y en oraciones de monjas clarisas. El silencio de nuestro palio, el callado sollozo de la Madre, el susurro reconfortador de san Juan y el grito apagado de la Magdalena...Sagrada Protección para Granada, que en silencio redime a su ciudad, y el trabajo entregado del peón, del costalero silente, que disfraza de negro el orgulloso alborozo del momento, para rezar hacia dentro, dando gracias por media vida a su servicio...qué sensación tan única, pasear a una Madre con tu hermano...

(fuente fotografía: Contraguía)

sábado, 13 de septiembre de 2008

Cuaresma en san Pedro...

Imbuído de nostalgia, es cuando me vienen a la cabeza las escenas de cuaresmas vividas, haciendo y deshaciendo ilusiones ante la proximidad de la Semana Santa. Algunos de los mejores momentos los he pasado muy cerquita de la Alhambra y del Paseo de los Tristes, en la Parroquial de san Pedro y san Pablo, durante el montaje de los pasos de mi otra hermandad, La de las Maravillas. Y se me agolpan imágenes de esos desayunos en "Torres Bermejas" en Plaza Nueva, antes de acudir a la temprana cita que teníamos a las puertas del convento de Zafra, (si bien nosotros ya habíamos quedado antes en un portal de Bib-rambla) en donde las hermanas siempre tenían una palabra amable, y pestiños, tejas y café...el silencio de sus claustros, era en ocasiones roto por el ajetreo del traslado de cartelas, las risas y los comentarios, y puede que incluso fuéramos reprendidos en nuestro alboroto, pero no lo recuerdo. Lo que sí recuerdo, son las imágenes secundarias dispuestas por la iglesia, desde las capillas laterales al órgano, la dificultad de bajarlas por la torre del campanario, las poleas y los paseos escaleras arriba para bajar la plata del palio. Las voces del sacristán, y sus historias de barrio, que hacían que nos riéramos (siempre con él). El montaje de la candelería de la Virgen, bajo las instrucciones de don Miguel (q.e.p.d), y las "cenas" en la sacristía cuando el trabajo se culminaba el jueves de dolores, justo después de abrirle la puerta del templo a la cuadrilla del silencio, que deja ese día su paso procesional.

Esos momentos, acompañado siempre por amigos, permanecen en mí como algo muy querido...los primeros ensayos de la recién fundada cuadrilla de la hermandad, primero para la Sentencia, allá por el 95 (puede que me equivoque en el año exacto) y después, por fin, para Maravillas, al año siguiente. Los descansos para la misa que empleábamos en echar un refresquito a la vera del Darro ("entre pipas", ¿recordáis?...) y alguna que otra "entrevista" para "andalucía directo", hacían que los días corrieran...de todo, me acuerdo con ilusión de la primera vez que subí al paso a la Sentencia, y tuve que enfrentarme a su mirada...y de la primera "levantá" en la iglesia con mi Virgen de las Maravillas...hasta hoy, no he olvidado nada...

(fuente fotografía: el corneta costalero)

viernes, 12 de septiembre de 2008

Septiembre...


Pasado el verano llega Septiembre, porque este mes para mí no es veraniego aunque siempre haya pasado su primera quincena en la costa, y llegaba con la sensación de los exámenes (siempre fui mal estudiante y este mes era mi calvario particular), aunque pasaba pronto, concretamente el día ocho cuando salía la calle mi Virgen de Gracia. Cariño especial por muchos años de oración en las aulas de su colegio; algunas veces llevándola, cuando lo hacía la cuadrilla de la Esperanza, y sólo una vez delante de Ella, sacándola a su plaza y devolviéndola sana y salva a su hogar tras su paseo...Septiembre, además, tiene ese olor a nardos de la Vega granadina, ¡qué gusto da pasearse por los aledaños de Churriana de la Vega, Vegas del Genil!, y aspirar el aroma que la tierra otorga, como anual ofrenda, a la más pura de las mujeres, y es que su olor enseguida te trae un nombre a los labios...Angustias, la que vive en la Carrera, como canta el baile popular,...ante la que mis padres contrajeron matrimonio, ante la que rezas un Ave María si está su puerta cerrada, o si está abierta entras a verla para contarle las "cosicas" del año.
Septiembre, si huele a nardos, sabe a torta de azúcar, rellena de cabello de ángel, a azofaifas y acerolas, a roscos de garbanzo y soplillos, sabores de toda una vida junto a Ella.
Septiembre se vive en cada horquillero, que se viste de gala para sentirse más granadino si cabe, en cada padre que le presenta a su hija a la Señora por vez primera, en cada torero que se viste de luces para la corrida de la Virgen en la monumental de frascuelo y, sobre todo, en ese rincón de todos los años en el que te encuentras con los amigos de siempre mirándola de la misma forma que antaño, aunque con diferentes expectativas...

Septiembre es ofrenda floral y promesa de los habitantes de los pueblos que la cumplen andando desde sus casas a la capital para rezarle así a su Virgen de las Angustias. Septiembre, en fin, sabe a Granada, y Granada renace en Septiembre...

(fuente fotografía: Granada Cofradiera y Er Tirillas, respectivamente)

jueves, 11 de septiembre de 2008

Cómo pasa el tiempo...

el otro día, en uno de mis recorridos por los blogs, y buscando unas fotos en la red, me encontré con uno que me hizo recordar algunas cosas. Concretamente un viaje a la ciudad de Úbeda, en donde tocaba la banda de María Santísima de las Penas, que acompaña al Señor de la Sentencia de esta localidad jiennense; me acuerdo del año con exactitud, pero no lo diré porque me voy haciendo mayor y los recuerdos ya pesan...los hermanos molina Villegas y los Marín, (vaya cuatro patas para un banco), cogimos un ford fiesta, denominado cariñosamente el "troncomoli", y nos fuímos hasta allí, para escuchar a la banda que habíamos buscado para acompañar a la Sentencia de José de Mora, que cada domingo de Ramos se pone en la calle desde san Pedro; allí nos acogieron muy bien, pues en cuanto les dijimos de dónde veníamos, se volcaron con nosotros, llevándonos a un sitio preferente, a fin de que pudiéramos disfrutar del espectáculo. Finalizado éste, nos llevaron a la capilla en la que recibe culto el Señor, donde pudimos observar detenida y detalladamente su magnífica talla, y luego se ofrecieron a enseñarnos la ciudad, cosa que desgraciadamente tuvimos que rehusar, dada la falta de tiempo que teníamos...

De este viaje guardo muchas anécdotas que permanecerán también en el recuerdo de mis buenos amigos Miguel Angel y Jose Antonio, y de mi hermano Fernando. Recuerdos que seguro no olvidaremos fácilmente, y de los que más de una vez hemos hablado. Los momentos buenos entre amigos...


(paso de misterio de la Sentencia Úbeda. Semana Santa 2008)

miércoles, 10 de septiembre de 2008

De otras tierras...

El Miércoles Santo, ese día meridiano de la Semana Santa, no sólo Andalucía lleva su fe a la calle, sino que en la comunidad de Madrid, en la parroquia de san Jerónimo el Real, una hermandad se prepara para hacer estación de penitencia. Una hermandad, de clara advocación sevillana, como es la de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísma de las Angustias (vulgo de Los Gitanos), que confió en el escultor hispalense Angel Rengel para llevar a cabo la factura del Nazareno, culminada en el año 1996.

Este nazareno, de tez morena ajustada a la impronta sevillana, recorre las calles del casco histórico madrileño, a hombros de sus costaleros y acompañado de agrupación musical. Hechuras y acentos del sur, para acompañar al Señor en la capital de España.

martes, 9 de septiembre de 2008

Baeza






lunes, 8 de septiembre de 2008

Antes de esta ventana (VIII)


y qué decirte que no sepas, qué contarte que no intuyas si de tanto recorrerte me conoces ya mejor que yo mismo, qué rincón oculto buscar en tu estructura si después de treinta y un años parecería que nada puedes aportarme…pero no, tú siempre me sorprendes, siempre habrá una luz, una esquina, una extraña perspectiva que te haga parecer ante mí más misteriosa…Granada, de ti se podrían contar cosas infinitas, cantar tus maravillas seguro que sería fácil, o mejor dicho, sería fácil intentar contarlas, pero nos sentiríamos incapaces porque siempre alguna se nos perdería en el osado intento, y sería como ofender al resto dejándolas en nuestro olvido…no, sed vosotros, pensamientos míos, los que os embriaguéis del perfume de sus flores, os admiréis de su privilegiado paisaje y os sintáis celosos del que os robe un minuto de su tiempo, puesto que Granada es como una mujer a la que habremos de cortejar, y es lógico sentir celos del que comparte algo con tu amada; de Granada se han llenado páginas gracias a su rica historia, poemas escritos a fuerza de sentirla dentro, e incluso canciones imaginadas sin haber disfrutado de ella, pero para conocerla, la mejor guía será la que os trace el instinto, el mejor recuerdo los sueños que os llevéis tras pasearla, y como no se puede tener todo, y esta ciudad es capaz de lo mejor y de los peor, la mayor pena será traspasar sus muros y cerciorarse, al abandonarla, de que el llanto de Boabdil estaba justificado, y que al llorar como mujer lo que no supo defender como hombre sintió por, vez primera, lo que todo el mundo siente ahora cuando vuelve la vista atrás para darle ese último adiós con la mirada...
Título: Granada (publicado 5 de Febrero de 2008)

domingo, 7 de septiembre de 2008

Traslados

El domingo que precede al de palmas y ramos, diversas hermandades lo escogen para trasladar a sus imágenes titulares desde su sede canónica, hasta el lugar desde el que realizarán estación de penitencia, en las jornadas pasionales. Desde el barrio del Sacromonte, y concretamente desde la Abadía homónima, la Hermandad del Santísimo Cristo del Consuelo y María Santísima del Sacromonte, vulgo de "Los Gitanos", lleva a sus imágenes devocionales hacia la Iglesia del Sagrado Corazón, en la céntrica Gran Vía Granadina. Ambas tallas son transportadas por sus hermanos y hermanas en unas sencillas andas, congregándose gran número de fieles y cofrades, que desean acompañar a Cristo y a María en esta mañana dominical.


El recorrido discurre por un itinerario de gran valía paisajística y patrimonial, desde las siete cuestas que nos llevan a la Abadía, en las que se divisa la Alhambra, hasta las calles ensortijadas del Albayzín, el universal barrio de Granada.


El Crucificado que procesiona es una copia por puntos del que realizara el escultor de la tierra José Risueño, y que concibe a un Jesús muerto en la cruz, casi sin síntomas de martirio, acaso dormido en el madero, al que se sustenta por cuatro clavos que atraviesan sus pies y manos. La imagen de la Virgen, es un primitivo busto de los hermanos González, que otrora formara parte del paso de Cristo, en un Stabat Mater, y que se remodeló a candelero para que procesionara bajo palio. Es de una gran belleza, y la expresividad de sus ojos que miran al cielo, encandila al que la mira mecida sobre los hombros de sus costaleros, por las calles de la ciudad, en la tarde noche de cada Miercóles Santo.

Esta hermandad, vive los momentos de mayor fervor popular al finalizar su estación de penitencia, cuando el tiempo se detiene para que los gitanos le canten saetas a la luz de las hogueras que se disponen por el Sacromonte, hasta avanzadas horas de la madrugada, algo que sólo Granada tiene, y que merece la pena conocer.

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...