miércoles, 14 de mayo de 2008

Querido hermano


Mírate, con una cara de niño que ni tú recuerdas haberla tenido, y ya abrazado a ese zanco que si hablara, "aburriría" al más pintado contando tus maneras a la hora de moverlo; amparado por tu trasera, que empuja contigo cuando vienen las cuestas y los "largos" nos dormimos, miras a la cámara acaso pensando el motivo del retrato. El manto bajo el que nos resguardamos en los momentos malos asoma su rotundidad por la esquina de la fotografía, como queriendo retenerte, no vaya a ser que te escapes y Ella se quede sin querubines para pasear su Gloria de Viernes Santo. Pero no, eso nunca pasará, tu estatura te mantiene ligado a ese zanco que en la imagen casi estás estrenando, pero tu grandeza como persona es mucho mayor, te lleva mucho más lejos, y tu honestidad en el trabajo te impiden dejarla sola ni por un momento, y hace que, por ese motivo, sea un orgullo "trabajar" contigo codo con codo en todos los momentos de la vida. Es un lujo, querido hermano, saber que adónde me dirigan mis pasos costaleros, los tuyos irán detrás, y que juntos, nos hacemos mayores, pero manteniendo la mismas cosas que de pequeños nos unieron. Desde siempre, nuestro Cristo de san Agustín ha contado con nosotros en sus andas, llegó su Madre, y los hermanos Marín han pasado a servirla a Ella, aunque sigamos representados gracias al tercer eslabón de la cadena, en ese paso que nos ha quitado el sueño tantas veces; luego vino escolapios, y también juntos fuimos a quitarle pena, desde Granada a Roma, a esa Bendita Mujer del paseo de los Basilios, en cuyos brazos nos seguimos durmiendo; la Esperanza, supo durante muchos años que sus variaciones tenían nuestro sello, y puede que hasta nos eche de menos, ahora que ya no estamos junto a Ella; el Señor de la Amargura, María Auxiliadora de la Alhambra, La Custodia del Corpus, y ahora el Señor del Barrio,...quizá vengan otras, y podamos hacerle juntos muchas "muescas" al revólver, quizá no, y sigamos en las mismas, esas hermandades que nos han acogido tantos años, haciendo amigos y aprendiendo de ellos,...de todas formas, mi futuro es firme porque está contigo, y seguiré, eso lo puedes tener claro, orgulloso de ser tu hermano, seguiré buscándote en el paso para ver cómo vas, seguiré llamándote para que me ajustes la ropa, y se me seguirá erizando el vello cuando Nacho o Ferro cogan el martillo y llamen...¡Maarín!!...ya están las lágrimas "saltás"...

No hay comentarios:

Gracias por asomarte...

Gracias por asomarte...
donde se guardan las joyas...

Sobre las copias

Queda prohibida la reproducción, total o parcial, de los textos de este blog, así como de las fotografías que en él se reproduzcan, en función de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual

Si estás interesado/a en algo de lo que figura en esta Ventana, manda un e-mail a abuelo_costalero@hotmail.com antes de colgarlo en otra página.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...